12 jul 2020

Ir a contenido

Dos miradas

El ministro de Sanidad, esta mañana en rueda de prensa.

Illa, 'superstar'

Emma Riverola

El ministro Salvador Illa, el hombre del Gobierno que durante el estado de alarma se coló día tras día en nuestros hogares, se ha convertido en el político más requerido en los mítines electorales de Galicia y Euskadi

El ministro Salvador Illa, el hombre del Gobierno que durante el estado de alarma se coló día tras día en nuestros hogares, se ha convertido en el político más requerido en los mítines electorales de Galicia y Euskadi. En un país marcado por la tragedia del covid-19, parecería que el ministro de Sanidad provocaría rechazo, pero la realidad no siempre admite reduccionismos. La templanza de Illa, su impronta estoica, tan firme que no necesita entrar en descalificaciones, pero tan dúctil como para reconocer el terreno desconocido y hostil del virus, ha sido capaz de transmitir el liderazgo necesario. Serenidad y seguridad cuando la vida se tambaleaba a nuestro alrededor.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En los lineales del mercado político abundan los demagogos. Las descalificaciones, cuando no las mentiras, pueblan el discurso. Demasiado a menudo, los medios de comunicación se convierten en sus altavoces. Y las redes sociales, en el lugar donde cierta política y cierto periodismo se retroalimentan de la convulsión y juegan a construir la realidad a su antojo. Mientras, buena parte de la ciudadanía solo busca un poco de calma para seguir adelante.