11 jul 2020

Ir a contenido

AL CONTRATAQUE

Varios diputados votan la aprobación o no del decreto de nueva normalidad, en el Congreso el jueves 25 de junio.

CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Nacionalismo y mentira

Xavier Sardà

Vox, Esquerra, Junts y Bildu votaron en contra del decreto de nueva normalidad por electoralismo puro y duro, y mientras sus adversarios hacen el trabajo del que se benefician

Se ha votado lo de la nueva normalidad. La salida de la crisis, vamos. Han votado en contra Vox, ERC, JxCat y Bildu. Me llama la atención que una periodista diga que han votado en contra "por motivos distintos”. No lo entiendo. Han votado en contra exactamente por el mismo motivo. Han votado en contra por electoralismo puro y duro. Son fuerzas políticas que proclaman defender su criterio, sabiendo que el sentido común de las otras formaciones les sacará las castañas del fuego. Son sus adversarios los que hacen el trabajo del que los radicales se benefician.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Los nacionalistas (Vox, Esquerra, Junts y Bildu) se pueden permitir las posturas más radicales, la ambigüedad y la mentira, porque tienen un pacto tácito con sus seguidores. Los nacionalistas (Donald Trump y Boris Johnson) tienen un acuerdo factual que consiste en un auténtico acto de fe. Sus adeptos creen lo que les dicen y, si no lo creen, justifican la falsedad. Están dispuestos a aceptar verdades en un mismo plano que los embustes doctrinarios que sean necesarios. Diríase que los nacionalistas nunca mienten al adepto, mienten para perjudicar al contrario. Son, en esencia, religión.

Política de cartón piedra

¿Cuántos votantes de Esquerra y de Junts han estado tranquilos sabiendo que se aprobarían los estados de alarma, aunque sus representantes se abstuviesen o votasen que no? Saben perfectamente que es un cuento, porque en realidad los proyectos se aprobarán. ¿Cuántos votantes de Vox y del independentismo saben que ahora es importante salir de la crisis, a pesar de que sus delegados parlamentarios voten que no? Hacen política de cartón piedra sobre el virus y la muerte.

Luego están los políticos partidarios del liberalismo económico y de que el Estado no intervenga en nada, que llevan años cobrando de ese mismo Estado. Son los Abascales, Aguirres y otras muchas mamandurrias. Séneca decía que "nadie ama a su patria porque es grande, sino porque es suya". Sobran patriotas, sobran liberales y sobran caraduras. Ahora los neoliberales piden el favor de papá Estado.