La clave

El modelo del PP

Ayuso ha intentado encasquetarle al Gobierno de Sánchez todos los percances de su gestión, que no parece muy modélica, por muchos elogios que reciba de Casado

Se lee en minutos
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. / Europa Press

Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, ha saltado a la fama durante la pandemia del coronavirus por ser el ariete del PP contra el Gobierno de Pedro Sánchez y por sus desacomplejadas declaraciones al mejor 'estilo Trump': “También hay atropellos y no por eso se prohíben los coches”, dijo para atacar el confinamiento, o “Podemos es peor que el virus”, para deslegitimar las críticas de los morados. Tanto ha sido su protagonismo que el líder popular, Pablo Casado, aseguró que ella representa el modelo que seguirá el PP cuando retome la Moncloa.

Ayuso fue una apuesta personal de Casado y, pese a obtener el peor resultado de la historia de los populares en la Comunidad, consiguió conservar el poder gracias al pacto con Ciudadanos y al apoyo de Vox. Ahora, sin embargo, la coalición con Cs hace aguas por cuestiones tan de fondo como la gestión de las residencias de ancianos, en las que han muerto más de 6.000 residentes, o las relaciones con la oposición para alcanzar acuerdos para la reconstrucción, que encabeza el vicepresidente, Ignacio Aguado, de Cs, pero a las que Ayuso se opone.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Te puede interesar

Estos días se ha sabido que el consejero de Asuntos Sociales, de Cs, advirtió ya el 22 de marzo al de Sanidad, del PP, que impedir el ingreso en los hospitales de los ancianos de residencias en función de su grado de dependencia o discapacidad podría tener “graves consecuencias legales”. El aviso se produjo antes de que el partido de Inés Arrimadas se desmarcara de los populares con su apoyo a las prórrogas del estado de alarma y refleja las difíciles relaciones entre los dos partidos en algunas comunidades.

Ayuso ha intentado encasquetarle al Gobierno de Sánchez todos los percances de su gestión, que no parece muy modélica. Porque no es ejemplar abandonar a su suerte a los ancianos residentes, por ejemplo, mientras presumes de no se sabe qué éxitos sanitarios. Casado debería hacérselo mirar.