Dos miradas

'Lago del cor'

Los hermanos Roca acaban de abrir Ágora, un nuevo restaurante, con el espíritu de los primeros años del Celler

Se lee en minutos
El interior del Àgora de Mas marroch, de los hermanos Roca.

El interior del Àgora de Mas marroch, de los hermanos Roca. / ACN

Se hace difícil acceder a la normalidad (este magma nuevo, líquido, que aún no tiene forma, que no se ha empotrado aún en la piel de la montaña de cada día) cuando ves a los tres hermanos Roca escondidos tras una mascarilla negra. Acaban de abrir Ágora, un nuevo restaurante, un espacio (la cúpula, el entorno) magnífico. Lo más plausible, sin embargo, és el espíritu con el que han iniciado esta aventura post-covid. Lo percibes y ellos mismos -Xani Tirado, responsable del Mas Marroch– lo confiesan: "Revivimos los primeros años del Celler".

Te puede interesar

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La ilusión de ver cómo llega el cliente, la voluntad de ofrecer de nuevo aquel fragmento de tiempo de un valor incalculable, un palacio efímero, pero que se mantiene en el recuerdo. Han optado aquí por recuperar platos históricos y justamente han conseguido (el parmentier de bogavante, el timbal de manzana y foie, el cromatismo verde ...) que vuelvan a pasar por el "lago del cor”, como decía Dante. Tras la máscara, las palabras de Pitu Roca parecen más opacas, pero son tan nítidas como siempre: "la gente necesitará sentirse amada, y aquí nos encontrará". Hace años que tienen esta obsesión y ahora vuelven, con la autenticidad de siempre.