LA CLAVE

Mentiras de guerra

Trump tiene buenos ahijados en España, vía Steve Bannon. El elenco de Vox al completo y algunos alumnos aventajados en las filas del PP. Que le echen un galgo a Cayetana Álvarez de Toledo

1
Se lee en minutos
Cayetana Álvarez de Toledo, en el Congreso.

Cayetana Álvarez de Toledo, en el Congreso. / CHEMA MOYA / EFE

Una guerra no es nada sin una buena mentira. Sin embuste no hay conflicto, o este pierde esplendor. La mentira es siempre el primer disparo. Luego vienen los demás, no necesariamente de fusiles o morteros, porque la mayoría de las guerras no son militares, sino comerciales, sociales, culturales. Estas se libran sin cadáveres despanzurrados, pero con furia y devastación semejantes. Sin el dopaje del engaño resultaría imposible entregarse a tanta inhumanidad y regresar indemne.

Dios perdone a América. Así tituló en portada este diario el triunfo electoral de Donald Trump en el 2016. Una victoria cimentada en toneladas de mentiras servidas sin tregua por la Fox News de Roger Ailes y la Breitbart News de Steve Bannon, así como por la exuberante cuenta de Twitter del magnate sin escrúpulos.

La mentira preside la Casa Blanca en la era Trump. No es que antes los presidentes estadounidenses (o de cualquier otro lugar) fueran apóstoles de la sinceridad. Solo hay que recordar el criminal embuste de las armas de destrucción masiva de Sadam Huseinentre 400.000 y un millón de muertos, según las fuentes, y un mundo más inseguro, una carga que Bush jr., Cheney, Rumsfeld y sus correveidiles Blair y Aznar llevan con una ligereza inversamente proporcional a su dignidad.

Noticias relacionadas

Un galgo para Cayetana

Siempre hay una porción de embuste en el poder, en cualquier poder. Pero en Trump es sobredosis. La pandemia amenaza su reelección este otoño: 100.000 muertos y subiendo en EEUU, el 25% de los estadounidenses caídos en combate en la Segunda Guerra Mundial, y una depresión económica galopante. Cuanto peor es su expectativa objetiva, mayor es su falsedad y su bravuconería. Trump tiene buenos ahijados en España, vía Bannon. El elenco de Vox al completo y algunos alumnos aventajados en las filas del PP. Que le echen un galgo a Cayetana Álvarez de Toledo inventando terroristas en la familia de Pablo Iglesias.