IDEAS

Evoluciona y te hundirás

Se lee en minutos
’Collage’ de fotos de desnudos confinados que aparece en la cuenta deInstagram de Spencer Tunick.

’Collage’ de fotos de desnudos confinados que aparece en la cuenta deInstagram de Spencer Tunick.

En el mundo del arte contemporáneo, la evolución creativa es una actividad de riesgo. Si quieres conservar el respeto de la crítica y el favor de los coleccionistas, lo mejor que puedes hacer es pintar el mismo cuadro cada año varias veces. Miren lo bien que le fue a Mondrian con sus rectángulos o, más recientemente, a Christo con sus envoltorios o a Schnabel con sus manchurrones de seis metros cuadrados (este precepto también es aplicable a la música pop: David Bowie consiguió imponer su criterio del momento a público y crítica, pero es una excepción; lo habitual es la vía Springsteen: grabar cada año el mismo disco).

Entre los artistas repetitivos que un buen día tuvieron una idea y llevan viviendo de ella desde entonces hay uno que me resulta especialmente irritante, el norteamericano Spencer Tunick (Nueva York, 1967), cuya especialidad, como todos sabemos, consiste en retratar a masas de individuos desnudos a las que vende una supuesta experiencia liberadora. Tunick lleva años recorriendo el mundo y fotografiando a gente en bolas y le va muy bien. Como un iluso, pensé que me había librado de él durante un tiempo gracias al coronavirus, que le impedía amontonar carne humana en entornos variopintos por temor al contagio. Pero el hombre se las ha apañado para seguir a lo suyo gracias a la tecnología.

Te puede interesar

Su nuevo (¿nuevo?) proyecto atiende por Stayaparttogether (Separados pero juntos) y se ha llevado a cabo de manera telemática. Como no hay manera de desnudar a la gente en masa, en vivo y en directo, el bueno de Spencer ha inmortalizado a sus trascendentes nudistas de uno en uno, pero todos se han quitado la ropa a la vez para sentirse unidos en la distancia y que el artista (sic) los pueda retratar en multi pantalla. Hay incluso una mujer que asegura que la experiencia (tumbarse en pelotas en el sofá de su casa) le ha cambiado la vida. ¿Pero qué birria de vida llevaba esa pobre mujer para qué tumbarse a la bartola en el sofá se haya convertido en una epifanía transformadora?

Hay a la venta unas placas metálicas para la pared que consisten en una frase irónica y un dibujo delirante que puede tener, o no, relación con el texto. Yo creo que Tunick compró hace años la misma que yo, que reza Neverunderestimatethepowerofstupidpeople in largegroups (Nunca subestimes la fuerza de los idiotas en grandes grupos). Y es evidente que ha seguido ese consejo al pie de la letra.

Temas

Coronavirus