25 oct 2020

Ir a contenido

IDEAS

Laura Harrier y Darren Criss en ’Hollywood’.

El sueño de Hollywood

Mónica Vázquez

A veces necesitamos de la fantasía de lo que podría haber sido para comprender los sinsentidos de la historia

Tiene mucho peligro perderse en el “y si”. Dejarse llevar por la posibilidad, siempre más vibrante y seductora que la realidad que construimos día a día. Tiene peligro disfrazar los hechos, y enamorarnos de la fantasía de lo que podría haber sido… si todo hubiese sido mejor.

Tiene peligro dejarse llevar por la belleza de lo imposible pero, a veces, merece la pena exponernos a esa fantasía, abrazando lo que no fue, soñando con esa realidad alternativa en la que hubiésemos sido una versión distinta, mejor, de nosotros mismos. Pero quizá ahora que nuestras circunstancias nos empujan a pecar de realistas hasta el punto del pesimismo crónico, una serie como 'Hollywood' es justo lo que queremos y necesitamos.

'Hollywood', la serie de Ryan Murphy para Netflix, nos transporta a los 50, la época dorada del cine, la fábrica de sueños que caía en el vicio de contar siempre las mismas historias, dando vida a los mismos personajes una y otra vez.

Ese Hollywood que jugaba a representar una porción nimia del mundo y nos hacía sentir que la vida era champán, sombreros y fiestas llenas de gente fumando felicidad, drogándonos con una belleza estereotípica que de tanto verla, parecía la única posible. Pero en este 'Hollywood' de Murphy, nuestros protagonistas se atreven a hacer aquello que a día de hoy aún estamos intentando conseguir: dar voz a esas historias que por tanto tiempo han sido ignoradas, silenciadas y ahogadas por una industria clasista, racista, homófoba, machista y capacitista y, por tanto, tremendamente pobre.

A veces, la verdad no basta para representar la realidad en toda su complejidad. A veces necesitamos de la fantasía de lo que podría haber sido para comprender los sinsentidos de la historia, la injusticia y la inherente imperfección de nuestro pasado.

Necesitamos asomarnos al vacío, en constante expansión, de la vergüenza, la pena y la indignación. Y aunque aún nos quede una eternidad por caminar juntos, avanzamos armados con todo lo aprendido, con ilusión y ganas de hacerlo todo mejor, hacia el mundo que, merezcamos o no, necesitamos.

Temas Series Netflix