EN CLAVE EUROPEA

Inmenso daño social a reparar

El confinamiento y el parón económico pone en peligro unos 59 millones de empleos en la UE

Bruselas prima a Hungría y Polonia en los 37.000 millones de ayuda del covid-19 en detrimento de Italia, el país más afectado

Se lee en minutos
Un operario trabaja este jueves en la zona de almacenaje y logistica de solucion hidroalcoholica de la fabrica del grupo Beiersdorf Nivea en Tres Cantos, Madrid .

Un operario trabaja este jueves en la zona de almacenaje y logistica de solucion hidroalcoholica de la fabrica del grupo Beiersdorf Nivea en Tres Cantos, Madrid . / EFE / RODRIGO JIMÉNEZ

El confinamiento y la paralización de la economía para frenar el contagio del covid-19 generan un inmenso daño social en los países de la Unión Europea (UE). Las secuelas económicas, sociales y políticas de una salida no equitativa de la crisis desestabilizarían una UE ya fragilizada por la desigualdad, el descontento, la consolidación de gobiernos autoritarios, el avance de la ultraderecha y el acoso de Estados Unidos, China y Rusia. Por ello, es indispensable un plan socioeconómico ambicioso a nivel nacional y europeo para corregir los efectos del parón económico y salir de la recesión creada. El economista Kenneth Rogoff señala que el actual colapso mundial “rivalizará o superará cualquier otra recesión de los últimos 150 años” y que la cuestión clave es “cuánto va a durar”.

Cada quincena de confinamiento supone una caída de 1,5 puntos porcentuales del Producto Interior Bruto (PIB) anual, calcula el Banco de Francia. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una contracción del PIB en el 2020 del 7,1% para la UE y del 8% para España, alrededor del doble que en la recesión del 2009 tras la crisis financiera.

Unos 59 millones de empleos están en peligro en la UE a causa del confinamiento, estima un estudio de la consultora McKinsey. Esto representa más de una cuarta parte de los 209,3 millones de personas con empleo que había en la UE a finales del 2019, según Eurostat. Si los gobiernos prolongan las medidas de distanciamiento social al verano, la tasa de paro europeo subirá hasta el 11,2% en el 2021 y en el 2024 aún no habrá bajado al 6,5% existente en febrero del 2020, calcula McKinsey. Tras la crisis financiera del 2008, la UE no recuperó su tasa de paro anterior hasta finales del 2018 y el número de ocupados no volvió al nivel de precrisis hasta finales del 2016. El FMI prevé que la tasa de paro europea subirá este año unos 3 puntos hasta el 10,4%.

Contratos temporales

La crisis en España, con una caída del PIB del 8% como prevé el FMI, destruirá 1,4 millones de empleos en este año y subirá la tasa de paro al 20,5%, estima el Servicios de Estudios del BBVA. La destrucción de empleo se ve favorecida en España y otros países por el elevado porcentaje de contratos temporales, que simplemente no se renuevan. COEn España, el 30% de los nuevos contratos de los últimos años tienen una duración de una semana o menos.

Si el confinamiento en España dura más de ocho semanas y no hay una normalización casi completa inmediatamente después, la caída del PIB puede llegar al 13,6% y el desempleo al 21,7%, indica el Banco de España. La pérdida de ingresos por el confinamiento y sus secuelas para asalariados y autónomos puede recortar el consumo privado de hasta 11,9%, estima el Banco de España.

Los ingresos de los hogares de asalariados y autónomos de la UE afectados por el confinamiento, pese al seguro de paro y las ayudas gubernamentales, quedan en la mayoría de los casos por debajo del umbral de pobreza, según los investigadores de la Universidad de Amberes Sarah Marchal e Ive MarxEl umbral de pobreza en España está situado en 18.629 euros anuales para un hogar de dos adultos con dos niños por el Instituto Nacional de Estadística (INE) con datos del 2018, lo que equivale a 1.552 euros mensuales.

Familias de asalariados

Antes del confinamiento, el 21,6% de la población de la UE y el 26,1% de la española se encontraban en riesgo de pobreza, según Eurostat. Como consecuencia de la creciente precariedad laboral, el 9,2% de las personas con empleo de la UE tenía ingresos inferiores al umbral de pobreza, un porcentaje que subía al 12,9% en España. En Francia, pese a la ayuda oficial, las familias de asalariados y autónomos afectados por el confinamiento sufren una pérdida de ingresos netos de 50 euros semanales y las pérdidas globales de ingresos de los hogares franceses desde el inicio del confinamiento superan los 11.000 millones de euros, indica el Observatorio Francés de Coyunturas Económicas (OFCE).

Te puede interesar

De momento, las ayudas de la Comisión Europea de la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus de 37.000 millones de euros tienen un reparto muy singular.  Italia, el país europeo más castigado con más de 187.000 casos y más de 25.000 fallecidos, recibe 2.300 millones, mientras que el régimen autoritario de Hungría con una población seis veces inferior y sólo 239 fallecidos, obtiene el doble: 5.600 millones. Polonia, también con un gobierno autoritario, es el país que más fondos obtiene, 7.435 millones, pese a la baja incidencia de la epidemia (10.300 casos y 435 fallecidos).