Un recuerdo

Maestro Benet i Jornet, amigo Papitu

Estate tranquilo y descansa en paz: no te olvidaremos nunca

Se lee en minutos
Maestro Benet i Jornet, amigo Papitu
Te puede interesar

Se ha muerto Papitu. El gran dramaturgo catalán Josep Maria Benet. Es un día triste para mucha, muchísima gente. Desde que la enfermedad del alzhéimer lo golpeó, hace unos años, sus amigos y amigas hemos ido sufriendo poco a poco su pérdida. El Papitu era un amigo inolvidable. En Benet i Jornet, un maestro incuestionable. Es difícil hablar de él "en singular", porque para nosotros tenía esta doble faceta: el amigo era Papitu y en Benet i Jornet el dramaturgo. Él llevaba esta doble condición con una naturalidad impresionante. Y con una energía inagotable. De hecho, la pasión por el teatro iba siempre ligada con la pasión por la vida, y esta era una de las cosas más destacables de su legado. De hecho, el legado es, sin duda, una de sus obsesiones, el tema más recurrente en toda su obra, desde la primera y maravillosa 'Una vella, coneguda olor' hasta la última, inédita ('Estiu ardent'), e incluidos todos sus trabajos para la televisión. El legado que nos deja es pues este: la importancia o incluso la trascendencia del legado.

Nosotros no somos nada sin los que nos preceden. Del mismo modo, él era bien consciente de que tampoco era nada sin las generaciones futuras. Y esta fue su gran aportación: abrirse, darse a los demás, a los que vinieron tras él. Ser maestro, compañero y hasta todo amigo, sin que la diferencia de edad fuera ningún inconveniente. Al contrario: él parecía siempre el más joven. Era increíble. En fin. Podemos decir que el dramaturgo Benet i Jornet es un "padre" incuestionable para muchos de nosotros, que empezamos a hacer teatro en las postrimerías del siglo XX pero también un "abuelo" respetado, querido y venerado por muchos otros, dramaturgos y dramaturgas y guionistas del siglo XXI. Es emocionante que sea así. Por eso puede irse bien tranquilo. Su miedo, yo diría incluso terror, de ser olvidado, ha quedado definitivamente diluido. Maestro Benet i Jornet, gracias por tu gran legado teatral, que está muy vivo. Amigo Papitu, gracias por estar siempre. Estate tranquilo y descansa en paz: no te olvidaremos nunca.

Temas

Sergi Belbel