El diseño y la tienda del futuro

Moda pospandemia y comercio 'virus free'

Los directivos de las multinacionales textiles y los diseñadores se preguntan cuáles serán las tendencias y hábitos tras la pandemia

Se lee en minutos
Escaparate piloto en la sede de Inditex, en Arteixo. 

Escaparate piloto en la sede de Inditex, en Arteixo. 

El confinamiento y el cierre comercial en España está liberando estos días la imaginación de los diseñadores de moda y ha despertado las angustias de los directivos de las firmas textiles. Crece entre los expertos el convencimiento de que algo va a cambiar en el comercio textil, pero nadie es capaz de hacer más que quinielas y apuestas de tendencias. Tras las guerras tienden a oscurecerse los atuendos. Quizá por eso me inclino a pensar que en los próximos meses se impondrá más el 'estilo matrix' que el ibicenco, pese a que se acerque el verano. Las camisas de verano blancas ya están de rebajas. Quizá en los básicos del armario vayan a triunfar el buff, la capucha y los guantes de verano, o las prendas anchas y nuevos estilos para aparecer favorecidos en videoconferencias, pantuflas aparte. También el 'look' de las japonesas de edad avanzada, esas de las de visera, sombrilla y cuello alto. Sin olvidar las gafas de concha de alta protección. Dudo de que las americanas de mangas escuetas y de un botón se extiendan tras la etapa de engorde de las últimas semanas, pero también es posible que los más jóvenes sigan retando al coronavirus con zapatos sin calcetines, ombligo al aire y boca abierta al contagio. Quien sabe, si la moda tenderá a polarizarse más en función de la permeabilidad al contagio. Que la muestra de juventud pase a ser sinónimo de alardeada inmunidad y ropa ligera. En el caso de las tiendas, la transformación puede ser de enjundia. El estilo que tuvo la tienda VIP del paseo de Gràcia se va a imitar. Colas en la puerta y más restricciones de aforo. Dicen que la distancia de seguridad de los tigres está en torno a los tres metros. La del consumidor se ha establecido en un metro y medio. Comprar a un respiro del prójimo es arriesgado y motivo suficiente para escapar de la tienda a toda prisa. El comercio pospandemia va a ser necesariamente distinto. El argumento 'virus free' puede ser clave para atraer clientes. Garantías de asepsia mediante rayos ultravioleta, prendas embolsadas, áreas especiales de prueba y venta para los más mayores, probadores virtuales. Van a ser cambios necesarios tras la pesadilla, nuevas tendencias. Nuevas inversiones para una recuperación hacia lo desconocido.