28 sep 2020

Ir a contenido

Editorial

Los Mossos desmienten al 'conseller' Buch

La policía, en contra de lo que argumentaba Interior, no es favorable al modo en que se desarrolla la protesta en la Meridiana

firma editorial cast

El Periódico

Imagen del último corte de tráfico de la Meridiana, el 13 de marzo, antes del estado de alarma. 

Imagen del último corte de tráfico de la Meridiana, el 13 de marzo, antes del estado de alarma.  / ELISENDA PONS

Las sospechas de que la permisividad de la Conselleria d’Interior con los cortes diarios en la Meridiana no contaba con apoyo policial se confirman. Desde la sentencia del ‘procés’, en octubre, un pequeño grupo de personas cortan este eje viario generando problemas a conductores y vecinos y dando lugar a situaciones de tensión que han causado las quejas del teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle. Ante la petición de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) de prolongar las protestas 20 días más a partir del 18 de marzo, fecha en que finaliza el permiso actual, un informe de los Mossos d’Esquadra propone un cambio de lugar, junto al que ahora se llevan a cabo las manifestaciones, pero sin cortar el tráfico ni alterar la «normal circulación de personas, vehículos o transportes». Este informe ratifica otro anterior, al que el ‘conseller’, Miquel Buch no hizo caso. Buch no ha informado de que la policía autonómica recomendara cambios en las protestas. Al contrario, Interior defendía hasta ahora que los informes del cuerpo policial eran favorables al modo en que se desarrollaban las manifestaciones.

Interior siempre ha alegado que no podía interrumpir la protesta so pena de violar el derecho de manifestación. Pero este derecho debe ser compatible con otro derecho, el de libre circulación, como se desprende de cuatro informes de la Guardia Urbana y de los de los Mossos. Es posible protestar sin interrumpir el tráfico ni perjudicar a los vecinos y comerciantes de la Meridiana, como ha sucedido durante meses con la presencia frecuente de diputados y figuras mediáticas del mundo independentista que se han dedicado a jalear a los manifestantes. La protesta ha acarreado también enfrentamientos entre manifestantes y conductores o con la policía.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La actitud de Interior ante esta protesta es difícil de defender. y más cuando en situaciones similares de otro cariz ideológico –como la reciente disolución a porrazos de la protesta de trabajadores de Nissan que cortaron la ronda litoral en protesta por la posible pérdida de sus puestos de trabajo– los Mossos se emplean sin contemplaciones. A la hora de defender derechos, no valen los dobles raseros.