25 may 2020

Ir a contenido

La mesa

Felipe González y Jose María Aznar en el debate ’Repensar España’ durante el I Congreso Nacional de la Sociedad Civil

JOSE LUIS ROCA

Engaño y devastación

Josep Maria Fonalleras

Quizá no sirva de nada o tal vez es una imagen que aparenta el diálogo de dos gobiernos. La mesa, sin embargo, está ahí

Hace unos días, Aznar y González hablaron en una charla distendida en el Casino de Madrid. Fue muy amistosa. Coincidieron prácticamente en todo, pero discreparon sobre la mesa de diálogo entre el Gobierno español y la Generalitat. Para González, no fue sino una 'performance' en la que "no pasó nada" más allá de la escenificación. Aznar, en cambio entendió que la escenografía de la mesa, el solo hecho de haber escenificado la 'performance' era "un elemento devastador del sistema democrático".

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Unos días después, en Perpinyà, Clara Ponsatí, con el tono más encendido de la mañana rosellonesa, habló de "diálogos engañosos" y fue muy aplaudida. Es decir, coincidió con Felipe. Y, desde la cárcel, con un tono nada encendido, Junqueras coincidió con Aznar. "Tenemos fuerza para obligar al Estado a hacer cosas que no quiere hacer", como "reconocer la naturaleza política del conflicto".

He pensado largamente en los cuatro y creo que todos tienen razón. Quizá no sirva de nada o tal vez es una imagen que aparenta el diálogo de dos gobiernos que hablan de tú a tú, con banderas propias, como si fuera un foro internacional. Acaso no sirva de nada. La mesa, sin embargo, está ahí.