01 abr 2020

Ir a contenido

Editorial

El valor de la sanidad catalana

Avanzar en la excelencia hospitalaria es tan importante como que esa inversión incida en una mejor asistencia a la ciudadanía

firma editorial cast

El Periódico

El modelo anatómico holográfico 3D del Hospital de Sant Pau de Barcelona.

El modelo anatómico holográfico 3D del Hospital de Sant Pau de Barcelona. / ACN

La información sanitaria no se circunscribe al coronavirus, también ofrece noticias que hablan de excelencia y valor. Una de ellas es, sin duda, el más de millón de euros que el Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) ha conseguido con la explotación de una patente. Se trata del beneficio más alto generado en este tipo de operaciones por un centro de investigación en España y se reinvertirá íntegramente en la investigación del VHIR. Una elevada inyección de ingresos y un reconocimiento a su labor.

No es el único caso que apunta al prestigio de la sanidad catalana. Recientemente, el Hospital Universitario de Bellvitge ha puesto en marcha un total de 24 quirófanos equipados con la más alta tecnología. Algunos de ellos con dispositivos de radiodiagnósticos que facilitan procesos más ágiles, precisos y seguros y otros quirófanos con sistemas robotizados para operaciones de máxima precisión. También el hospital infantil de Sant Joan de Déu inauguró el pasado noviembre ocho nuevos quirófanos que, a la más avanzada tecnología, suman un diseño más amable, más cómodo, para que los niños intervenidos puedan dormirse y despertarse al lado de sus padres.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

A los avances hacia una cirugía más precisa y menos invasiva, también se suman iniciativas como la creación de Iriscat (Instituto de Investigación e Innovación en Salud de Catalunya), una alianza estratégica a la que ya se han acogido siete centros de investigación de los seis principales hospitales del Instituto Catalán de la Salud (ICS). El objetivo es aunar esfuerzos, crear espacios de trabajo cooperativo y mejorar la coordinación para ser más fuertes y competitivos en Europa.

Según el Índice de Excelencia Hospitalaria 2019 del Instituto Coordenadas, entre los 10 mejores hospitales de España, se encuentran cuatro catalanes. El Hospital Clínic de Barcelona se sitúa en el segundo puesto. La excelencia sanitaria es también una fuente de negocio que, orientada al servicio público, repercute en una mejor asistencia a la ciudadanía. Tan importante es seguir avanzando en su calidad como que esa inversión incida en una mejor atención al paciente.