03 jul 2020

Ir a contenido

Editorial

El coronavirus, en Catalunya

Conviene no menospreciar ni exagerar la amenaza del covid-19. Hay que proteger a la sociedad del virus y del miedo a su propagación

firma editorial cast

El Periódico

Acceso al Hospital Clínic de Barcelona, donde permanecen ingresados pacientes con coronavirus de Catalunya.

Acceso al Hospital Clínic de Barcelona, donde permanecen ingresados pacientes con coronavirus de Catalunya. / ELISENDA PONS

Después de lo sucedido en Italia tal vez era una simple cuestión de tiempo, y al final ha sucedido: en Catalunya ya hay un caso de coronavirus, una cifra que puede aumentar. El primer caso, según informó la Conselleria de Salut, es una mujer italiana de 36 años que había viajado en los últimos días al norte del país transalpino. La mujer se encuentra bien, en el Hospital Clínic, y Salut ha activado el protocolo por covid-19. Salut afirmó este martes que tiene bajo investigación ocho casos para descartar o confirmar que sean de coronavirus. No debería alarmar el hecho de que alguno de ellos dé positivo. De hecho, visto el ritmo de propagación del virus en otras partes del mundo, no es descartable que en Catalunya se vean más casos. También ayer se confirmaron dos casos más en Madrid y Castellón.

El miedo se contagia mucho más rápido que cualquier virus y, en ocasiones, puede llegar a ser más peligroso. Las autoridades sanitarias deben trabajar en un equilibro complejo. Por un lado, crear los protocolos necesarios para cada posible escenario de la propagación del covid-19, dotar de los recursos necesarios al sistema sanitario e informar con transparencia y eficacia a la población. En este sentido, el sistema sanitario catalán, al igual que el del resto de España, está preparado tanto en términos materiales como humanos para afrontar una situación que la Organización Mundial de la Salud afirma que se encuentra «al borde de la pandemia».

Pero al mismo tiempo que deben prepararse para cualquier escenario de salud pública, las autoridades también tienen que transmitir un mensaje de calma, evitar el alarmismo y poner a disposición de la ciudadanía lo que la ciencia sabe en estos momentos de los efectos del coronavirus. Es lo que este martes ha hecho Salut, al explicar que el 80% de los casos de coronavirus son leves, el 15% graves y el 2%, críticos. El secretario de Salut Pública de Catalunya, Joan Guix, fue contundente al afirmar que hoy por hoy le preocupa «mucho más la gripe que el coronavirus». El objetivo primordial de Salut es contener la propagación del covid-19.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Es responsabilidad de toda la sociedad ayudar a las autoridades a que el miedo a este nuevo virus no genere un alarmismo que acabe teniendo consecuencias mucho más perjudiciales (económicas, por ejemplo) que el propio virus. La Administración debe informar con transparencia; los medios, difundir la información con prudencia, y los ciudadanos, esforzarse por seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias. En un mundo tan interconectado como el actual, hay probada experiencia de que los bulos viralizados por las redes sociales tienen consecuencias tóxicas. Conviene extremar la prudencia en noticias y retuits, y no ayudar a la propagación de bulos sobre los efectos del virus o supuestos remedios milagrosos.

Coordinación entre administraciones (incluida la europea); prudencia, transparencia; confianza en la ciencia, y responsabilidad forman la receta ante la amenaza de un virus que conviene no menospreciar ni exagerar. Hay que proteger a la sociedad del covid-19 y del miedo a su propagación.