Estamos fracturados

Heridas abiertas

'Ferida oberta', el documental sobre las fracturas personales del 'procés', muestra cómo los independentistas no consiguen entender que el resto también ha sufrido

2
Se lee en minutos
Corte en la avenida Meridiana de Barcelona a la altura de Fabra i Puig.

Corte en la avenida Meridiana de Barcelona a la altura de Fabra i Puig. / Ferran Nadeu

En el documental 'Ferida Oberta' hablan 29 catalanes. Sentimientos, ilusiones, fracturas sociales e incomprensión mutua. Unos son partidarios del 'procés' y otros no.  Lo más llamativo es que los 'indepes' se quedan extrañados de que en el otro "bando" la gente pueda sufrir. "En su marco mental la independencia es un ideal perfecto y no puede ser algo que provoque dolor", nos dice Jesús Ángel Prieto que, junto a Rosa Botella, son los autores del reportaje. "Esto explica que mientras los contrarios al 'procés' se sinceran en el documental y admiten con tristeza que han perdido relaciones personales muy importantes, los procesistas , también sinceros, centran toda su empatía en los 'presos políticos'. Inquieta ver cómo sienten más cercanía hacia un grupo de políticos a los que no conocen que hacia el primo con el que discutieron o el amigo con el que ya no van a tomar una cerveza".

¿De verdad no sabéis que sufrimos? Pues menuda putada. Recuerdo que el grandísimo Sergi Pàmies, a la pregunta de si Catalunya esta fracturada, contestó: "No esta fracturada porque los fracturados simulamos que no lo estamos". Cierto y brutal. Conozco a los políticos presos y les visité en Estremera, tengo familia y amigos 'indepes' y en mis tertulias en Madrid abogo por el diálogo y la comprensión.  Pero, ¿de verdad los independentistas no sabéis que muchísima gente lo pasa mal por el 'procés'? Personalmente creo que no es cierto. Creo que en el mejor de los casos os da igual. Pero algunos de vosotros consideráis que nuestras angustias son merecidas por la vileza de no sentir como vosotros. Consideráis que nuestro malestar existencial cuando la declaración unilateral era merecido por ser felones y traidores y, sobre todo, por no sentir como vosotros. Como no sentimos como vosotros pensáis que todos somos 'a por ellos' y justificamos las hostias del 1 de octubre. Como no sentimos como vosotros pensáis que el resto somos los del 155. Consideráis que, ya que no sentimos como vosotros, somos culpables de que los presos estén en la cárcel. Pero, eso sí, os extraña que suframos.

Noticias relacionadas

La semilla del fanático siempre brota al adoptar una actitud de superioridad moral que impide llegar a un acuerdo. Recomiendo 'Contra el fanatismo', de Amos Oz. El maltratador psicológico dice no entender por qué su pareja, en un momento determinado, se viene abajo. Simula incomprensión interesada. Es un burdo exhibicionismo de la bondad. Sabe el sufrimiento que causa perfectamente y cree que su pareja lo merece.

Hay una diferencia esencial entre los indepes y el resto de ciudadanos. Los no 'indepes' entienden y pueden ponerse en el lugar de los soberanistas. Muchos de ellos casi nunca hacen el ejercicio a la inversa.