Las críticas a la ley

Ahorrar con la eutanasia

Dudo de que esos políticos que profirieren tales miserias sobre la eutanasia crean sus propias barbaridades. No les importa la gente que sufre, ni trabajan para construir puentes ante el dolor, la vida y la muerte

Se lee en minutos
El diputado del PP Jose Ignacio Echániz

El diputado del PP Jose Ignacio Echániz / ZIPI (EFE)

La eutanasia sirve para "ahorrar costes" con "personas que son muy caras al final de su vida". "Porque, para el PSOE, la eutanasia es una política de recortes”. El diputado, portavoz adjunto del PP por Guadalajara, José Ignacio Echániz, médico antes de dedicarse a la política, con estos 'sólidos' argumentos ha defendido la posición contraria de su partido a la proposición de la ley de eutanasia en el Congreso.

Sin ningún rubor, ni consideración o respeto hacia el sufrimiento de tantas personas que buscan llegar al final de la vida para que cese su dolor, quien fuera consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha ha insistido: “En estos momentos, tienen graves problemas de financiación del Estado del bienestar. Cada vez que desaparece una persona de estas características, desaparece un problema económico y financiero… Hay una filosofía de la izquierda para evitar el coste social del envejecimiento”. Con Vox, las ideas exudan simplicidad: “Eutanasia… matar a la gente mayor”. Amparándose en el anonimato, otra voz grita en el hemiciclo a Pablo Echenique (Unidas Podemos) en su silla de ruedas: “Es repugnante que tú defiendas eso”.

Te puede interesar

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

"Pocas personas son capaces de demostrar un principio de ética común cuando su deliberación está envenenada de emociones", escribió Truman Capote en 'A sangre fría'. Y viene a cuento. Casi dudo de que esos políticos que profirieren tales miserias sobre la eutanasia crean sus propias barbaridades. No les importa la gente que sufre, ni trabajan para construir puentes ante el dolor, la vida y la muerte. Se trata de excitarse mucho y largar la frase más gruesa. Ya que no pueden ganar al adversario político porque la aritmética parlamentaria lo impide, organizan debates poligoneros, que engendran odio y bajeza moral. Total, por un minuto de espectáculo. Salir en un titular, su única gloria. Dicen que el diputado Echániz iba buscando su resurrección política desde hace meses, cuando saltó a la actualidad por un rifirrafe en la Asamblea de Venezuela.