20 sep 2020

Ir a contenido

Dos miradas

Los eurodiputados Comín, Ponsatí y Puigdemont, ante el Parlamento Europeo.

FRANÇOIS LENOIR / REUTERS

Qué sonrojo, Ponsatí

Emma Riverola

La eurodiputada viajó hasta 1492, a la expulsión de los judíos por los Reyes Católicos, para demostrar el ADN siniestro de España. También podemos viajar al Call de Barcelona, a las matanzas de 1391. ¿Cómo nos deja eso a los catalanes?

Clara Ponsatí se estrenó como europarlamentaria con el clásico ‘España, pérfida. Catalunya, víctima’. Para demostrar el ADN siniestro, viajó hasta 1492, a la expulsión de los judíos por parte de los Reyes Católicos. Hecho que, según Ponsatí, inspiró a Hitler y demuestra “la piedra angular del trágico historial español de la intolerancia”.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La historia del pueblo judío es un rosario de persecuciones y matanzas. Como definió el escritor israelí Amos Oz, “el beso de Judas fue el Chernóbil del antisemitismo cristiano”. Cuando los Reyes Católicos dictaron la expulsión, los grandes reinos europeos ya habían acometido las deportaciones. Solo faltaban Austria y Portugal, que pronto siguieron la estela. ¿Hablamos de la Masacre de Lisboa de 1506? ¿De los posteriores pogromos del Imperio ruso? ¿Cuántos países presentes en el Europarlamento pueden arrojar la primera piedra? También podemos viajar al Call de Barcelona, a las matanzas de 1391. Aunque, oh, dios mío, entonces la Corona de Aragón no estaba unida a la de Castilla. ¿Cómo nos deja eso a los catalanes?

Ponsatí fue 'consellera' de Educació durante tres meses del 2017.