10 abr 2020

Ir a contenido

Dos miradas

Esta es la morfología estructural del coronavirus.

ALISSA ECKERT / CENTERS FOR DISEASE CONTROL AND PREVENTION

Bautizar el virus

Josep Maria Fonalleras

Era necesario que el coronavirus -un genérico que ha causado muchas muertes en otras epidemias y también resfriados sin importancia- tuviera una identificación neutra que no focalice el mal en un territorio o una etnia

Escucho a una responsable de la OMS que nos informa del porqué del bautizo del coronavirus como CoVid-19. Dice que así se evita que la infección acabe conociéndose con un nombre popular, como ocurrió con la gripe española de 1918, que quizá era una gripe, pero que no fue nunca española. Y que también sirve para que si en el futuro hay más, que los habrá, así se podrán catalogar con mayor precisión. Para combatirlo hay medidas drásticas, confinamientos, tratamientos, hospitales construidos en una semana y mascarillas, muchas mascarillas. Dentro de unos meses, habrá vacunas. Pero también era necesario que el coronavirus -que es un genérico que ha causado muchas muertes en otras epidemias y también resfriados sin importancia- tuviera un nombre de pila y unos apellidos, una identificación neutra que no focalice el mal en un territorio o una etnia, sino que lo devuelva a la jerga de la ciencia.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Combatir el miedo es más complicado. Asistimos a los mismos temores de las epidemias medievales (lo decía Steiner, al hablar de aquellas 'vacas locas' de hace unos años), que entonces se movían con parsimonia y que ahora se aceleran y, pues, aumentan el pánico. La globalización es atávica.