23 sep 2020

Ir a contenido

Libros de viejo

Estreno del mercado dominical de Sant Antoni.

DANNY CAMINAL

Fiesta mayor cada domingo

Care Santos

Si algo nos confina en casa, mejor tener algo que leer. Quienes pensamos así frecuentamos el Mercat de Sant Antoni los domingos por la mañana

Domingo por la mañana. Me paso por los puestos de libros de ocasión del Mercat de Sant Antoni. Es el último día de las fiestas del barrio y hay más animación de la normal. Vendedores de globos, familias con niños, gigantes... Los 'geganters' bromean: si alguien más les pide una foto le pedirán tres euros. Encuentro a mi admirado Pablo Martín Sánchez. En octubre publicará novela nueva, cuenta. Está mosca: acaba de caer en algo mínimo que debe corregir. Bromeamos sobre las manías de los novelistas, que ambos padecemos. Viene a la caza de un libro concreto y huye muy decidido. Parece el único entre el gentío que sabe adonde va.

Merodeo feliz. Al cabo, es domingo, hace sol, el 'Gloria' se ha ido y el retrovirus aún no llega. No hay nada que temer y ese es un buen motivo para comprar libros. Otro: si algo nos confina en casa, mejor tener algo que leer. Quienes pensamos así frecuentamos Sant Antoni.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Practico mis dos pasatiempos favoritos: husmear entre pilas de libros y escuchar conversaciones. Así, tengo noticia del tremendo desengaño vital que aqueja a un conocido traductor y crítico. Sé de la proeza de un cantautor y poeta en la superación de una enfermedad fea. Asisto al entusiasmo de un autor novel que muestra la portada de su primera e inminente novela. Me identifico con un lector que le cuenta a su librero cómo en la última ordenación de su biblioteca encontró más de 20 libros duplicados. Alguien cita a Virgilio mientras otro busca un libro de bares barceloneses que regalarle a su novia argentina. Conozco la triste noticia de la muerte de Gemma Xifré, propietaria de la librería Maldà de la calle Aribau, el pasado sábado, que nos deja desolados.

Encuentro uno de esos libros que no puedo dejar escapar y saludo a Patricia Camiño, la presidenta del gremio de Libreros de Viejo de la ciudad, quien me cuenta lo bien que ha ido la mañana porque es fiesta mayor. Me voy a casa pensando que en Sant Antoni cada domingo es una fiesta importante. Por lo menos para algunos.