24 sep 2020

Ir a contenido

EN CLAVE EUROPEA

El primer ministro de Chequia, Andrej Babis (derecha) junto al primer ministro de Hungría, Viktor Orbán.

AFP / MICHAL CIZEK

Los oligarcas de la UE

Eliseo Oliveras

Grandes fortunas opacas en el este se nutren de los fondos europeos y marcan la agenda política

Un multimillonario encabeza el Gobierno checo y en otros países controlan las estructuras del Estado

Los oligarcas no son un fenómeno exclusivo de Rusia o Ucrania, sino que constituyen un grave problema en el seno de la Unión Europea (UE), por su creciente influencia política y porque se nutren de los fondos europeos. Pese a los reiterados avisos del Parlamento Europeo, la Comisión Europea lleva años ignorando esos riesgos. A iniciativa de la eurodiputada democristiana alemana y presidenta del comité de control presupuestario, Monika Hohlmeier, el grupo popular ha anunciado esta semana que propondrá “una nueva ley antioligarcas” para impedir que sigan drenando los fondos europeos.

La iniciativa está dirigida, en primer lugar, contra el multimillonario primer ministro checo y destacada figura del grupo liberal, Andrej Babis. El primer ministro es una de las mayores fortunas del país, controla varios medios de comunicación que le ayudaron a ganar las elecciones y está imputado por un fraude de 2 millones de euros a los fondos de la UE. Su grupo Agrofert, un conglomerado de 250 empresas, recibió al menos 82 millones de fondos europeos en el 2017. Un informe de la Comisión Europea concluyó en el 2018 que existía un conflicto de interés al encabezar el Gobierno que distribuye los fondos y beneficiarse de los mismos.

Agrofert, que Babis controla a través de dos 'trusts', es también el mayor propietario de tierra agrícola del país: 57.000 hectáreas que le dan derecho a unas ayudas agrarias directas anuales de 14 millones. Babis amasó su fortuna a la sombra del entonces primer ministro y actual presidente de la República, Milos Zeman, que destaca por sus afinidades con Moscú. Otro oligarca checo, Petr Kellner, primera fortuna del país y con estrechas relaciones con China y Rusia, prefiere influir en la sombra y compró en octubre un grupo de 30 cadenas de televisión que cubren cinco países de Europa del Este con una audiencia de 45 millones de personas.

Ayudas automáticas

Los fondos europeos son una fuente privilegiada de ingresos para los oligarcas de los Estados orientales de la UE. El primer ministro húngaro y miembro del Partido Popular Europeo (PPE), Viktor Orbán, ha creado una red clientelar de oligarcas locales entre empresarios fieles al partido y miembros de su familia mediante la privatización de tierras agrarias que dan acceso a ayudas automáticas europeas y el reparto de las obras de los proyectos financiados con fondos europeos.

Una investigación de 'The New York Times' detalló que Lornic Meszaros y Sandor Csanyi, vinculados a Orbán, se embolsan 25 millones anuales de ayudas directas agrarias de la UE. Otra investigación de 'Le Monde' reveló que las empresas de Meszaros, la quinta fortuna de Hungría, viven fundamentalmente de los contratos financiados con fondos europeos. OLAF, la unidad antifraude europea, ha abierto unos 60 expedientes sobre Hungría, pero las denuncias quedan enterradas en un sistema judicial bajo control de OrbánUna decena de empresarios afines regalaron al Gobierno en noviembre del 2018 los diarios, radios y televisiones que habían comprado, reforzando el poder de Orbán, que pasó a controlar casi 500 medios de comunicación.

Los fondos agrarios europeos también son importantes para los oligarcas de Eslovaquia, cuyas prácticas de coacción a los pequeños agricultores para que cedan sus tierras estaba investigando el periodista Jan Kuciak cuando fue asesinado. El 5% de los propietarios agrarios eslovacos acaparan el 75% de las ayudas directas agrarias europeas, constató una misión del Parlamento Europeo. Las revelaciones en el juicio del 'caso Kuciak' han confirmado la captura del Estado por oligarcas locales, ya que el magnate acusado de encargar el asesinato, Marian Kocner, tenía bajo su control a figuras clave del poder judicial y del partido socialdemócrata gobernante Smer.

Múltiples fraudes

En Bulgaria, asimismo, un centenar de propietarios vinculados al poder se quedan con el 75% de las ayudas agrarias europeas. Desde el primer Gobierno de Boris Borisov, del PPE, en el 2009 se promueve en Bulgaria una legislación a la medida de los intereses oligárquicos en los diferentes sectores, con múltiples fraudes en los fondos europeos. Un oligarca y diputado, Delyan Peevskicontrola la mayor parte de los medios de comunicación búlgaros y los utiliza para marcar la agenda política y denigrar a sus adversarios.

En Malta, otro millonario con conflictos de interés, el laborista Robert Abela, acaba de asumir el cargo de primer ministro. Abela es hijo del anterior presidente de la isla y había sido hasta ahora asesor de Joseph Muscat, su predecesor. Muscat se vio forzado a dimitir por los vínculos de su gabinete con el magnate, Yorgen Fenech, acusado de encargar el asesinato de la periodista Daphne Caruana Galitzia, que denunciaba la corrupción gubernamental.