19 feb 2020

Ir a contenido

dos miradas

'Vogue Italia' utliza dibujos en lugar de fotos en este número de enero en favor de la sostenibilidad... Buf. Es un descanso

Si esperamos a los títulos de crédito, podemos comprobar con alivio que para rodar la película no se han dañado los derechos de los animales. Respiramos tranquilos. Una anotación similar es la que ha utilizado 'Vogue Italia' en este número de enero que tiene dibujos en lugar de fotos. "En la producción de esta entrega de la revista no se han usado sesiones fotográficas". Buf. Es un descanso. Como explica el director, se han evitado vuelos, gasolina, corriente eléctrica, generadores, 'caterings' (y la comida sobrante de los 'caterings'), plástico y enchufes.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Es decir, 'Vogue Italia' ha dado un paso a favor de la sostenibilidad, porque parece que las fotos contaminan más que unas ilustraciones que, por cierto, son magníficas, con retratos artísticos de modelos reales y vestidos reales, como la Olivia Vinten de Milo Manara. Es decir, sí que han gastado una cierta cantidad de vuelos, gasolina, corriente eléctrica, generadores, 'caterings' (y la comida sobrante de los 'caterings'), plástico y enchufes. En resumen: una tontería más de un mundo que vive "con su obsesiva necesidad de novedad y el fetiche de la posesión". No lo digo yo. Lo dice Emanuele Farneta, el director de 'Vogue Italia'.

Temas Moda Ecología