22 feb 2020

Ir a contenido

Pacto contra los elementos

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se dan la mano, este sábado en el Congreso.

DAVID CASTRO

Vivir el sueño

Emma Riverola

Los elementos están en contra. Por un lado, una derecha iracunda, dispuesta a todo para hacer saltar por los aires el Gobierno de izquierdas. Y todo es todo. Si en el 2006 el PP fue capaz de recoger por España firmas en contra del Estatut de Catalunya, da miedo imaginar lo que puede hacer espoleado por un Vox salvaje y un Cs desubicado. Por otro lado, los rescoldos cáusticos del ‘procés’, capitaneados por Puigdemont, andan instalados en el fundamentalismo más disparatado, hundidos en el supremacismo, también decididos a evitar que el debate social se imponga al nacional.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El exterior del pacto es áspero, mendaz, demagogo y profundamente reaccionario (aunque algunos lo disfracen de revolucionario), dinamita para la convivencia y la democracia. En el interior, nada es fácil. Sánchez puede desdecirse, Iglesias morder a destiempo y ERC sucumbir a su pulsión fluctuante y retirar su apoyo. Pero lo cierto es que estamos ante la posibilidad del gobierno más social, feminista y orgulloso de la diversidad nacional de la democracia española. Quizá todo se torne una pesadilla pero, al menos, vale la pena vivir el sueño.