04 ago 2020

Ir a contenido

Nuevo gobierno

Sebastian Kurz, al salir de la reunión con el presidente de Austria.

REUTERS / Leonhard Foeger

Austria, ¿marcando tendencia?

Ruth Ferrero-Turrión

Los partidos verdes europeos adoptan el pragmatismo y la neutralidad ideológica

Comenzamos el año con nuevos y novedosos gobiernos de coalición en Europa. En España entre las izquierdas, lo que debería haber sido algo habitual y no excepcional. En Austria, por el contrario, se conforma en estos días un gobierno que aúna por primera vez a conservadores y verdes, lo que es observado con gran atención por su vecina Alemania. La ola verde que recorre el viejo continente va cobrando forma concreta a modo de ministerios y cuotas de poder. Ya sucede en Suecia, Finlandia, Lituania y Luxemburgo, donde estas coaliciones están a los mandos. En otras latitudes el desplome de la socialdemocracia puede favorecer este tipo de alianzas que a priori podrían parecer contranatura, o quizás no.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Veamos. En principio los partidos verdes se ubican ideológicamente en el centro izquierda. Sin embargo, lo que se ha podido ir observando es que, a medida que se institucionalizan, pierden radicalidad y se transforman en partidos que abogan por una neutralidad ideológica verde que apela al pragmatismo más vinculado a la 'realpolitik'. Nada nuevo si lo comparamos con los procesos que siguieron estos mismos partidos en los años 70, 80 y 90 del siglo pasado. Sin duda, merece la pena, recordar en este punto la trayectoria político-ideológica de uno de sus máximos representantes, Joschka Fischer, que paso de revolucionario del 68 a justificar el bombardeo de la OTAN en Serbia.

Algo similar se puede observar en los verdes austriacos. Con un líder, Kogler, extremadamente pragmático que no duda en transaccionar medidas para alcanzar la neutralidad climática con otras destinadas a reforzar el control fronterizo. Esto ha permitido a el joven primer ministro Kurz declarar que 2020 será el año del cambio político bajo el lema “proteger el clima y las fronteras”. Y esto es exactamente lo que han hecho en el documento programático conjunto de 300 páginas, donde conviven los impuestos al carbono junto con la prohibición de la portabilidad del velo para las niñas musulmanas. Mientras, Tusk y Merkel observan.

Temas Austria