23 sep 2020

Ir a contenido

Libros y regalo

Las campañas (de lectura) que vendrán

FERRAN NADEU

Las campañas (de lectura) que vendrán

Isabel Sucunza

Es un hecho que las campañas de promoción del libro funcionan, o eso parece: cuando toca regalar algo, lo que se regala son libros. No hablo de Sant Jordi, fecha que viene con instrucciones precisas en cuanto a qué se tiene que regalar, sino de Navidad, época que sin ser específica en este sentido, hace que muchísima gente opte por regalar libros igual. Diría sin miedo a equivocarme que los libros, junto con los juguetes y la ropa, deben de estar en el 'top 3' de los regalos estrella que nos encontramos bajo el árbol en diciembre y, en enero, en los zapatos.

En estas fechas, incluso quien no lee regala y recibe libros. Es comos si muchos hubiéramos comprado la idea de que leer es bueno hasta el punto de querer hacer proselitismo. Que la cultura y los libros, así en general, son buenos es una cosa que se nos ha metido bien en la cabeza. Viendo esto sí que se podría decir que esas campañas promocionales han calado a fondo: el mensaje ha llegado, ha quedado bien entendido: ¿qué hay que regalar cuando hay que hacer un regalo? ¡Libros! ¿Cuáles? … Bien, puede que aquí sea donde falla la cosa.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

¿Cuántos de esos libros que se regalan son leídos y, de los leídos, cuántos se disfrutan? No hay cosa peor que hacerse el propósito (cosa también habitual por estas fechas) de empezar con una práctica que creemos que nos hará bien, porque nos la han vendido así, para comprobar en seguida que esta no nos convence; que no tendremos la paciencia de mantenerla en el tiempo porque nos aburre soberanamente; que la dejaremos de lado ante la posibilidad de hacer cualquier otra cosa, porque nos resulta pesadísima.

Puede que el mensaje “leer es bueno” sea un agobio. Puede que esta máxima, repetida hasta la saciedad y a menudo formulada de manera incuestionable, sea la que de algún modo nos impida cerrar el libro que estemos leyendo, sin remordimientos, para coger otro inmediatamente, y así sucesivamente, hasta encontrar uno que nos guste más.

Deberíamos, es una idea, tomar nota de todo esto para las campañas que vendrán.

Temas Libros