04 ago 2020

Ir a contenido

Emociones y salud

Las cuentas serán eliminadas y el nombre de usuario podrá ser apadrinado por otro internauta.

Reuters

La soledad en tiempos de Twitter

Sílvia Cóppulo

Es hora de pensar en positivo y salir al encuentro de personas reales con las que compartir pedazos de vida

Sentirse solo es tan perjudicial para la salud como fumarse un paquete de cigarrillos diario. Con evidencia científica, lo asegura el prestigioso neurólogo de Harvard, recién fichado por el Institut Guttmann, el doctor Álvaro Pascual-Leone. Para que nuestro cerebro funcione bien y sea sanador de todo nuestro organismo, es necesario que nos sintamos queridos socialmente. No es cuestión de no estar solos, sino de no sentirnos solos. Pero ¡qué poco sabemos de ello! ¡Y qué vergüenza nos da reconocer que a menudo nos sentimos desamparados ante la vida!

He tenido la oportunidad de conversar con el neurólogo en 'El divan', de Catalunya Ràdio. Y en estas fechas, cuando una amalgama de sentimientos cabalga en nuestro interior, quiero compartir con vosotros, amigos lectores, sus buenos consejos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Pascual-Leone recomienda que nos abracemos. Ese abrazo con el que terminamos nuestros 'mails', deberíamos darlo de manera real. ¿Cuándo? Siempre. Porque el tacto y el contacto cambian la manera en que percibimos el mundo: sanamos. Nuestras células son muy sabias. Cuando alguien frente a nosotros se siente feliz, agradecido o simplemente de buen humor, traslada su emoción a nuestras neuronas. El cerebro tiene una gran plasticidad; de forma que, las células-espejo reproducen en nuestro organismo el estado de ánimo que sienten a su alrededor. Y aun hay más:  atención a los pensamientos negativos. Debemos desecharlos, porque crecen. La atención, para los positivos. Con ellos, nuestro espacio vital se engrandece e ilumina. ¿Y qué decir de las comunicaciones vía WhatsApp o redes sociales? Genial, si provienen de alguien con quien ya tenemos una buena relación real. Pero, cuando son de quienes no conocemos, nos aíslan aún más. Lo vemos cada día en twitter. La soledad circula por doquier.

Es hora de pensar en positivo y salir al encuentro de personas reales con las que compartir pedazos de vida. Desde la sinceridad desnuda, abrigaremos nuestro corazón. Como dice el doctor, es cuestión de salud.

Temas Twitter