17 feb 2020

Ir a contenido

IDEAS

Sylvester Stallone, en ’Rambo: Last blood’.

El redoble

Albert Espinosa

Artículo 670. Tengo un amigo que casi siempre se enfada por pequeñas cosas y otro que jamás lo hace. Una vez al año viajo con ellos y me encanta observar cómo ambos reaccionan a los inconvenientes que aparecen cuando te alejas de tus rutinas.

Casi siempre el foco que ocasiona más problemas son los hoteles y los restaurantes. A uno le da absolutamente lo mismo lo que ocurra pero el otro acostumbra a luchar a muerte por corregir esos problemas.

Este año una de las frases que más me gustó escuchar fue la que le dijo uno al otro. Y es que le comentó... Casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana.

A demasiada gente le puede no saber aflojar una bronca aunque te den la razón

Tercer puesto. 'Rambo: Lastblood', escrita por Sylvester Stallone y Matthew Cirulnick. Esta última entrega de John Rambo rebosa violencia pero tras ella está la búsqueda de intentar rehacer tu vida aunque las circunstancias no te lo permitan.

Segundo lugar. 'Historia de un matrimonio', escrita y dirigidapor Noah Baumbach (Netflix). Posee ese aroma de 'Kramer contra Kramer' y logra ser ecuánime con el dolor de la pareja rota y con el terrible destino que se esconde tras la falta de amor. Laura Dern sobresale entre el excelente elenco.

Primera posición. 'El cohete de Gibraltar', escrita por Amos Poe (DVD). Una gran felicidad recuperar esta película que había olvidado que existía. Penúltimo trabajo de Burt Lancaster y primero de Macaulay Culkin. La mezcla es soberbia.

Y lo que le comentó mi amigo que no discute jamás al otro que no para de hacerlo fue una de esas frases que resumen ambas filosofías. Pasó un día que mi amigo estaba pegando una bronca a alguien por algo que había sido, a su juicio, muy grave. Pero la bronca jamás acababa y cuando lo hizo mi amigo le miró y le dijo: "Tu problema cuando discutes, es siempre el mismo, te puede el redoble, esa última bronca".

Sin duda, lo  resumió a la perfección. Ese redoble de querer tener la razón y de no saber aflojar aunque te den la razón. A demasiada gente le puede el redoble en estos tiempos. ¡Feliz domingo!