23 sep 2020

Ir a contenido

Las listas de espera

Cuatro afectados por las listas de espera hablan con EL PERIÓDICO.

EL PERIÓDICO

A quién sirven

Emma Riverola

Las listas de espera de la sanidad pública se eternizan. El Tribunal Constitucional avaló el despido por bajas médicas frecuentes, aunque sean justificadas. Unimos las dos informaciones y tenemos la imagen de la época que vivimos: una red de bienestar poblada de descosidos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Los testimonios recogidos por EL PERIÓDICO sobre el impacto de las listas de espera son impropios de un país que hizo bandera de la sanidad pública. Si al dolor o a la inquietud ante un diagnóstico o una operación que no llega se le suma el temor a perder el trabajo, el efecto es demoledor. Para la persona que padece. Pero también para toda la sociedad. Los retrasos en las listas de espera suponen un mayor gasto en farmacología y un empeoramiento del cuadro clínico, con lo que también se encarece el posterior tratamiento. Tener trabajadores en malas condiciones de salud puede ocasionar accidentes laborales o poner en riesgo a los compañeros. Pero, por encima de todo, genera alarma, tristeza y desconfianza hacia el sistema. Si nuestros políticos son incapaces de preservar el mínimo bienestar, ¿para qué sirven? ¿A quién sirven?