07 ago 2020

Ir a contenido

Dos miradas

Pancarta contra la custodia compartida en una marcha constitucionalista en Barcelona, este viernes.

El no de Cs

Emma Riverola

Es relevante. Ciudadanos canceló su participación en la manifestación constitucionalista en Barcelona al saber que se exhibiría una pancarta que exigía la derogación de la ley de violencia de género. "No cabe hacer proclamas que cuestionan la lucha contra una de las peores lacras de nuestra sociedad", censuraron. El gesto entraña una especial relevancia.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El cuestionamiento de la violencia de género forma parte del catecismo del nuevo populismo ultra. Aquí, en Hungría o en Brasil. Negar que exista una violencia específica ejercida por hombres sobre mujeres es fundamental para recabar votos en los caladeros de resistencia machista. Poco importa la contundencia de los datos. La verdad del maltrato es acallada por una ideología que se alimenta del temor, la rabia o el desconcierto de tantos ante un nuevo paradigma político que reclama igualdad. Todos los que legitiman a Vox son cómplices de su discurso. También Cs que forma parte de varias alianzas de gobierno con ellos y el PP. Por ello es relevante el gesto de Barcelona. Quizá fue solo una postura individual de dignidad. Quizá indica un nuevo rumbo.