Ir a contenido

Dos miradas

El doctor Laureano Molins y su equipo durante un una interveción de pulmón en el Hospital Clínic.

F. AVIA / HOSPITAL CLINIC

El catalán, la sanidad y TV-3

Emma Riverola

Los medios públicos son un arma poderosa de normalización lingüística. Pero para ello deben hablar de las necesidades e intereses de todos. También de la realidad de los barrios de renta más baja donde son pocos los catalanoparlantes

Hay situaciones inconexas que quizá no lo sean tanto. Circulan por Twitter numerosas denuncias de independentistas que lamentan no haber sido atendidos en catalán. La mayoría de las quejas van dirigidas contra trabajadores precarios. También hay otros datos. Catalunya es la comunidad con más personas en espera de una operación quirúrgica, encabeza la tasa de espera por mil habitantes y es una de las que destina menos presupuesto a la sanidad. ¿Cuántos debates de TV-3 se han dedicado a un tema tan doloroso e inquietante?

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Los medios públicos son un arma poderosa de normalización lingüística. Pero para ello deben hablar de las necesidades e intereses de todos. También de la realidad de los barrios de renta más baja donde son pocos los catalanoparlantes. Lejos de eso, ya hace mucho que TV-3 optó por la propaganda, y no por propagar el catalán. El independentismo monopoliza los debates de máxima audiencia. Nada es casual. Hay amplios sectores de la población que no se sienten implicados. También los que, de ninguna manera, pueden pagarse una mutua privada. Es difícil habitar una lengua si no te sientes invitado.