Ir a contenido

Dos miradas

El rey Felipe VI, durante su discurso en la entrega de Premios Fundación Princesa de Girona 2019, este lunes.

Certezas y falsedades

Josep Maria Fonalleras

El rey no es jurado, pero en la entrega glosa la figura de los ganadores y convierte el galardón en un alegato a favor de su concepción de la democracia

Este martes, Felipe VI entregará unos premios de periodismo. También lo hizo la semana pasada. El rey no es jurado, pero en la entrega glosa la figura de los ganadores y convierte el galardón en un alegato a favor de su concepción de la democracia. Censura, por ejemplo, "el ruido que a veces impide distinguir lo verdadero de lo falso, lo cierto de lo que es infundado". Lo dijo hace unos días y es muy probable que este martes repita. Se premia ahora una viñeta en la que un niño sentado en un pupitre, llorando, levanta el dedo cuando oye el grito de un maestro que dice que levanten el dedo los que sean hijos de un guardia civil. La proyección de su sombra y de la sombra del dedo conforman en la pared la imagen de la estatua de la libertad.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Muy emotivo. Pero falso. Los profesores de Sant Andreu de la Barca eran los del dibujo. Resulta que no hicieron nada de lo que la acusación dijo que habían hecho. Hace cuatro meses, el Juzgado de Instrucción número 7 de Martorell archivó la causa. Nada. Distinguir lo que es cierto de lo que es infundado. Estaría bien que su Majestad hiciera caso de sus propias palabras y que no diera alas, una vez más, repetidamente, a las chuscas falsías.