10 jul 2020

Ir a contenido

Dos miradas

’Mar y montaña vegetal’, uno de los platos del menú ’La Tierra se agota’ con el que los hermanos Roca sorprenderán a los invitados de la Cumbre del Clima de Madrid.

EL CELLER DE CAN ROCA

La tierra se agota

Josep Maria Fonalleras

El menú de los Roca para la Cumbre del Clima pretende "crear conciencia". Ahora hay que ver como la digerirán, los mandatarios

Al ver el espectacular menú que servirán los hermanos Roca en la Cumbre del Clima, me ha venido a la cabeza el almuerzo que Lord Chamberlain ofreció a Ribbentrop el día en que Hitler invadía Austria. Lo explica con detalle Éric Vuillard en 'El orden del día'. Melones Charentais, pularda de Louhans a la Lucien Tendret, 'corniottes' de queso blanco y fresas silvestres al modo de Escoffier. Ribbentrop hizo que la comida se alargara para despistar a los ingleses, pero esta es otra historia. Me fijo en el menú afrancesado de Downing Street y pienso en la historia de los menús de las grandes ocasiones, ofrecidos a los mandatarios para que alarguen o acorten o menosprecien las conversaciones. Una excusa gastronómica sin sentido, el espectáculo de la mesa, la tradición de la puesta en escena refistolada y vacua.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El menú de los Roca incluso tiene título -'La tierra se agota'- y pretende "crear conciencia". Es decir, una comida con relato, que explica cosas y propone reflexiones. No un trámite grandilocuente, sino una metonimia que juega con las apariencias para convocar las urgencias. "Una herramienta conmovedora", como dice Joan Roca. Ahora hay que ver como la digerirán, los mandatarios.