Ir a contenido
Los años bisagra

Los años bisagra

Albert Espinosa

Artículo 668. El otro día coincidí en el ascensor con una mujer de 89 años que llevaba un carro de la compra hasta arriba. Me contó que ella parecía una persona pero en realidad comía como si fuera 16 porque sus hijos, sus nueras, sus yernos y sus nietos la visitaban muy a menudo.

Me encantó su forma de resumir su realidad de una persona con dieciséis bocas. Seguidamente me comentó algo que me entusiasmó aun más. Me dijo que con los años aprendes cuales son los momentos complicados de la vida y me explicó… Casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana.

Tercer puesto. 'El irlandés', escrita por Steven Zaillian (Netflix). Sin duda, Joe Pesci está de Oscar y logra con su parsimonia un registro del que no pensábamos que fuese capaz. Me gusta mucho esa frase sobre la rapidez del tiempo y la vejez que Robert de Niro le cuenta a su ocupada enfermera.

Entre los 80 y 81 años y los 90 Y 91 los órganos sufren un gran bajón y toca cuidarse  

Segundo lugar. 'Gracias a dios' escrita y dirigida por François Ozon. Entre el documental y el film, esta acertada película nos ofrece un excelente retrato del devenir de diversos niños abusados y su forma de superarlo.

Primera posición. 'Brilliant maps for curious minds', escrito por Ian Wright. Un libro repleto de extraños mapas que nos muestran las diferencias que existen en nuestro mundo de una manera didáctica y divertida. Claramente puedes comprender como se reparten las pasiones.


Y lo que me explicó es que hay años en la vida donde has de ir con mucho cuidado. Me relató que cuando cumples los 80, ese año entre los 80 y los 81 es muy peligroso porque los huesos y los órganos sufren un gran bajón y si no te cuidas puedes acabar en el hoyo. Y el segundo año bisagra peligroso es entre los 90 y los 91. Me sonrió y me dijo:
"Dentro de un mes cumplo los 90 y caminaré con pies de plomo, ya lo hice a los 80. Mínimo esfuerzo para vivir la siguiente década en forma".

Se marchó con su fuerza de una persona arrastrando ese carro para 16 bocas. La vigilaré con cariño este año. ¡Feliz domingo!