Ir a contenido

CAMINO A LA INVESTIDURA

Los negociadores del PSOE: Illa, Ábalos, Lastra, con los representantes de ERC, Rufián, Vilalta y Jové.

JOSÉ LUIS ROCA

El PSOE y ERC ya bailan un vals

Gemma Robles

Socialistas y republicanos rompen el hielo, aceptan que tendrán que dialogar y buscar una salida "política"

Los de Sánchez buscan el 'feeling' en lo social y económico y Esquerra, de momento, sólo se deja querer

El PSOE y ERC han iniciado un vals. Un-dos, pasito adelante. Un-dos, pasito hacia atrás. Un-dos... El ritmo es lento y la desconfianza, mutua. Un-dos, pasito adelante. Un-dos, pasito hacia atrás. Un-dos... Pero hay baile, música de fondo y una letra que empieza a tomar forma de negociación de investidura, termine como termine el cuerpo a cuerpo. Tras la primera reunión formal de socialistas y republicanos para poner precio, si es que lo tiene y es razonable, a la presidencia de Pedro Sánchez, cada cual emitió su comunicado. Cada cual puso el foco en aquello que le interesaba. Los unos en la cosa catalana, los otros en la cosa social y económica. Ambos, en el diálogo como única salida. Cada cual subrayó unos motivos para anunciar que volverán a verse el día 3, en un Congreso que ya estará constituido a la hora de la cita, las cinco de la tarde. Sus escritos oficiales eran distintos pero sugerían que, sin duda, hay intención de seguir bailando el vals, un-dos, pasito adelante, un-dos, pasito... ¿hacia atrás?

El primero en emitirse fue el de Esquerra. Para que no hubiera dudas, se aclaraba de entrada que siguen en el 'no' a Sánchez. ¡Qué continúe tocando la orquesta!. Eso sí, resaltando que el PSOE, como ellos (y como Unidas Podemos, porque en el acuerdo entre los del puño y la rosa y los morados ya se hablaba en estos términos), considera que hay que abordar un conflicto que es "esencialmente" político. O sea, que los socialistas aceptar guardar en un cajón la denuncia de la crisis "de convivencia", pero sin llegar a tirarla a la papelera, como esconde la cesión de ERC asumiendo que en y con Catalunya hay una crisis política, pero no solo. Ya saben, en esencia sí, pero... un-dos, pasito adelante. Un-dos, pasito...

Los republicanos pusieron el énfasis en que todos quieren diálogo entre partidos e instituciones y que, en la futura mesa donde se negocie, no habrá apriorismos o temas vetados. Los socialistas no incluyen este punto en su comunicado, pero tampoco lo desmienten. Ergo... no habrá vetos, pero es evidente que toca cortesía: el vocablo autodeterminación se sustituye por un 'que no haya tabúes'. Hay vals. Un-dos, pasito adelante.