Ir a contenido

Al contrataque

José Luis Ábalos, Adriana Lastra, Gabriel Rufián y Carolina Telechea, durante una reunión entre PSOE y ERC en el Congreso.

Europa Press

Ya lo hacemos nosotros

Milena Busquets

Tal vez lo mejor sería que de esta negociación para formar gobierno nos encargásemos los ciudadanos

He decidido que no voy a despotricar más en contra de los políticos. Por un lado porque pasados los dos primeros minutos de subidón, siempre que critico o soy conscientemente ofensiva con alguien, acabo sintiéndome desmoralizada, deprimida y embarrada. No sé cómo deben hacerlo las personas que se enzarzan cada día en peleas en la red, que lanzan insultos y dicen cosas terriblemente desagradables y malévolas a gente que ni conocen. Aunque piensen que tienen razón, no sé cómo pueden seguir luego con su día como si tal cosa, ir a comprar el pan o a recoger a sus hijos al colegio. Por otro lado, he llegado a la conclusión de que al fin y al cabo los políticos son personas como nosotros.

Pero antes de cerrar la boca para siempre quisiera hacerles una última y humilde petición: ¿Podrían dejarnos las negociaciones para formar gobierno a nosotros, por favor? Llevan muchos días (creo que fue la gran agente literaria Carmen Balcells la que dijo que no había ningún tema en el mundo que no pudiese resolverse en una reunión de media hora) y como ya nos demostraron su ineptitud una vez, he pensado que tal vez lo mejor sería que de esta negociación nos encargásemos nosotros, los ciudadanos. Los políticos podrían hacerse temporalmente a un lado, solo temporalmente, ¿eh? Que no se preocupen por sus puestos de poder, por sus dineros y por sus egos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Yo les garantizo que si nos dejan hacer, en un par de días tenemos gobierno. Que nos escojan por sorteo, por distribución geográfica o por lo que les dé la gana, un par de personas de cada partido. Por ejemplo: mis vecinos son de JuntsxCat, el quiosquero es del PP, la panadera es socialista, el que me vende los bolis es de Esquerra, el camarero es de la CUP y el vecino del labrador de Ciudadanos, no conozco a nadie de Vox pero ya encontraríamos a alguien.

No seremos vanidosos

Esos mismos servirían, pero si no, que escojan a otros y en unos días se lo arreglamos. Nosotros le cogeremos el teléfono a todo el mundo y, como será por poco tiempo, los sillones nos darán igual, no seremos vanidosos, ni condescendientes, ni falsos, ni exagerados, ni melodramáticos, ni hipócritas.

Por cierto ¿qué es esa nueva moda de salir en grupo a hacer declaraciones? El líder rodeado de sus acólitos, tiesos como palos y sin saber mucho qué cara poner, parecen a punto de ponerse a cantar un villancico. En serio, no es necesario salir todos juntos como símbolo de cohesión y consenso, ya sabemos que un partido lo forman varias personas.

En fin. No es mucho pedir, ¿no? Solo un par de días. Luego, una vez tengamos gobierno, ya podrán regresar los políticos profesionales a sus puestos de mando. Sin rencor, ¿eh? Y sin acritud.