Ir a contenido

Dos miradas

Concentración en Barcelona contra el encarcelamiento de los Jordis, en el 2018.

CARLOS MONTAÑÉS

El informe de Amnistía Internacional es importante. Y lo será más si en vez de utilizarlo como arma arrojadiza se maneja como argumento político

El juicio fue justo, se hizo una interpretación "excesivamente amplia y peligrosa" del delito de sedición y los ‘Jordis’ deberían ser liberados inmediatamente, estas vienen a ser las principales conclusiones de Amnistía Internacional (AI) sobre el juicio del ‘procés’. La organización no tiene la llave de la prisión, pero su opinión es suficientemente sólida, acreditada y valiosa como para incorporarla a la mesa política.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Sin duda, una contundente enmienda a todos los que exigían penas aún más duras para los condenados. Es posible que quienes así piensen tampoco den ninguna credibilidad a Amnistía Internacional. Se empieza viendo golpes de Estado donde no los hay, se continúa desacreditando los organismos internacionales que velan por los derechos humanos y se acaba pidiendo la pena de muerte, negando la violencia machista o tratando a todos los inmigrantes como delincuentes.

El informe de AI es importante. Y lo será más si en vez de utilizarlo como arma arrojadiza se maneja como argumento político para los próximos pasos. Entre exigir el cielo o reclamar el infierno, debería estar el indulto.