Ir a contenido

IDEAS

Martin Scorsese, el pasado 3 de noviembre en Beverly Hills

REUTERS / DANNY MOLOSHOK

La noticia está en la voz

Desirée De Fez

La noticia a veces está más en la voz que en el mensaje, o está por igual en las dos partes. El lunes aparecía en 'The New York Times' una excelente columna de opinión de Martin Scorsese. En ella, el cineasta se da la opción de argumentar unas polémicas declaraciones que dio en la revista 'Empire' en las que opinaba sobre las películas de Marvel. "Dije que había intentado ver algunas pero no son para mí, que me parecía que estaban más cerca de los parques temáticos que de las películas tal y como las he conocido y amado toda mi vida, y que, al final, no creo que sean cine", recuerda al inicio del artículo. Y, a continuación, convierte el desarrollo de esa declaración en un análisis extraordinariamente claro y preciso sobre el estado actual del cine.

Que Scorsese se marque de forma altruista un artículo sobre el cine como el que ha escrito en el 'New York Times' es algo maravilloso

La noticia está en las cosas que dice, por supuesto. Muchos de los argumentos y de los debates que plantea están en los medios y en las redes sociales, es injusto negar eso. Pero no todo el mundo tiene la experiencia del maestro, su conocimiento de causa y, por supuesto, de la historia del cine, su capacidad de contexto, su lucidez al expresarse y su buen gusto. Es un artículo magnífico y las opiniones y debates que encierra pasan por nuevos y reveladores aunque lleven (o eso quiero creer) en la mesa desde hace un tiempo. Sin embargo, siento que esta vez la noticia está más en la voz que en el mensaje, está más en quien la dice que en lo que dice, aunque lo que diga sea brillante.

Lo relevante es que Martin Scorsese escriba ese artículo. Aunque sea el pretexto, no creo que lo haya hecho para justificar sus palabras sobre Marvel (básicamente porque no se desdice). Es bastante obvio que está por encima de eso. Me anima pensar que lo hace porque necesita compartir sus opiniones y porque considera importante enriquecer el debate desde dentro. Y su decisión es importante. Y es exótica. En un momento en el que se habla tan poco de cine (me refiero a hablar de cine de verdad, no a corretear por las películas), desde la crítica y desde el propio medio, que Scorsese se marque ese artículo de forma altruista es algo maravilloso.