Ir a contenido

Acerca de Israel

Un manifestante palestino herido es evacuado de la valla fronteriza durante los enfrentamientos con las fuerzas israelís al este de la ciudad de Gaza el pasado 1 de mayo. 

MAHMUD HAMS (AFP)

Carta de un palestino a Torra

Salah Jamal

No es coherente autoproclamarse pueblo ultrajado y pacífico y señalar como Estado de referencia a Israel

Señor ‘president’ Quim Torra: Leí sus declaraciones a una TV israelí manifestando su admiración por cómo se creó el Estado de Israel: «Siempre está en mi mente el deseo de ser de la gente de Israel», dijo. No son nuevas sus valoraciones, en la línea de sus antecesores Jordi PujolCarles Puigdemont y Artur Mas y de algunos otros destacados nombres del nacionalismo catalán de derecha y del sector más infantil de ERC. Curiosamente, dichos sentimientos coinciden con los de partidos  y persionalidades opuestos: el PP de Aznar y Casado, Ciudadanos, Vox y Jiménez Losantos.

Señor Torra, probablemente querrá saber quién soy yo para dirigirme a usted. Soy hijo del 80% de los palestinos que en 1948 fueron expulsados y convertidos de la noche a la mañana en refugiados desperdigados por todo el mundo, gracias a, según usted, la maravillosa forma que los israelís usaron para crear su Estado en Palestina. Dicho Estado causó que hoy haya cinco millones de refugiados palestinos desperdigados por todo el mundo y otros tantos bajo el yugo la de ocupación y el bloqueo militar de Israel.

Desconocimiento

Señor ‘president’, vivo en Barcelona desde hace 50 años. Cuando llegué me hice socio del Ateneu Barcelonès y aún lo soy. Entre libros y tertulias mamé la historia, la cultura y la cuestión catalana. Yo, como la mayoría de palestinos, inmediata e impulsivamente empatizamos con los pueblos o naciones que se sienten maltratados. Me sorprendió el desconocimiento y la simpatía que expresaban muchos de mis contertulianos nacionalistas de derecha y de izquierda hacia el Estado israelí que en su día vendía bien sus argumentos: son la única democracia de la zona, eran aliados de Occidente para frenar la barbarie de los orientales...

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Poco a poco y gracias, en gran parte, a las prácticas inhumanas del Estado israelí, la inmensa mayoría de la sociedad catalana, exceptuando el poder, ha dado la espalda a Israel. No es coherente autoproclamarse pueblo ultrajado y pacífico y señalar como Estado de referencia a Israel, que se pasa por el forro las leyes internacionales y comete sistemáticamente bombardeos indiscriminados, limpieza étnica, confiscación de tierras palestinas, construcción de colonias en territorios ocupados, detenciones arbitrarias y sin juicios, destrucción de miles de olivos, segregación y apartheid. 

Hace días estaba mirando en un bar las imágenes de las manifestaciones pacíficas que la confinada gente de Gaza protagoniza cada viernes. En un año, el Ejército israelí ha causado centenares de muertos y miles de heridos entre los manifestantes mientras que no hubo ningún herido israelí. En el mismo bar un hombre (de quien me dijeron que simpatizaba con Vox) comentó: «Así se hace, la policía debe copiar a los israelís y machacar a los separatistas catalanes». Señor ‘president’: ¿aún está en su mente crear la república catalana a semejanza del Estado de Israel? No dudo de que su respuesta es afirmativa, ya que hay algo que parece que usted comparte con los israelís y la gente de Vox: el etnicismo.