Ir a contenido

Nuevo mandato en la UE

Los retos digitales de la nueva Comisión Europea

MONRA

Los retos digitales de la nueva Comisión Europea

Carmina Crusafon

La UE debe dar respuestas a las demandas y necesidades de la sociedad digital

Noviembre marcará el inicio del mandato de la nueva Comisión Europea. Se presentan diversas novedades. Primera, su presidente será por primera vez una mujer. Ursula von der Leyen se ha propuesto liderar la transición hacia una nueva sociedad digital. Segunda, ha reorganizado las carteras de los comisarios europeos y ha establecido entre sus cinco prioridades la de tener "una Europa adaptada a la era digital". Analicemos los cambios que propone y quiénes estarán al mando para llevarlos a cabo en los próximos cinco años (2020–2025). 

Tres mujeres al frente de los temas digitales

Von der Leyen ha mantenido la estructura de un equipo con un/a comisario/a por cada Estado miembro, con la excepción del Reino Unido, que ha declinado proponer alguno a causa del 'brexit'. El colegio de comisarios se compone de 27 personas, de las cuales tres son vicepresidentes. Tres mujeres se van a hacer cargo de los distintos aspectos que afectan al desarrollo de la sociedad digital: la danesa Margretha Vestager, la búlgara Mariya Gabriel y la francesa Sylvie Goulard.

Vestager va a ocupar la vicepresidencia dedicada a ‘Europa adaptada a la era digital’. Sus ámbitos de actuación estarán principalmente vinculados a la competencia en el mercado digital para evitar la concentración en manos de las grandes empresas tecnológicas. Esta comisaria ya tiene experiencia en este ámbito porque se ocupó de estos temas en la Comisión Juncker. Es conocida a nivel mundial por ser la cara visible de las multas europeas contra Google.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Gabriel también repite en el cargo de comisaria, aunque tiene modificaciones en su cartera. Antes se ocupaba de la economía y sociedad digital. Ahora se amplían sus competencias y abarcan innovación y juventud. Los temas digitales estarán vinculados a la investigación y también se incluye a la educación, deporte y cultura. Se trata de una combinación nueva en los dominios comunitarios.

Goulard es la que tiene una cartera con mayor dimensión, el mercado interior. Se ocupará de los asuntos vinculados a las redes tecnológicas y a sus contenidos, así como de las industrias y empresas, con un énfasis especial en el desarrollo de la industria vinculada al espacio y a la defensa. Tendrá que conseguir completar el desarrollo completo del Mercado Único Digital. Esta fue una de las prioridades de la Comisión presidida por Juncker y ahora el reto está en conseguir que sea una realidad para el ciudadano europeo.

Los desafíos por resolver

La nueva Comisión se enfrenta a diferentes desafíos digitales. Primero, el despliegue del 5G a partir del 2020 requiere del establecimiento de normas comunes para estas redes de forma conjunta en toda la Unión Europea. Segundo, el dominio estadounidense y chino en el mundo tecnológico obliga a una acción fuerte de las instituciones europeas que permita lograr la soberanía tecnológica en algunas áreas muy críticas para el futuro de la economía y el crecimiento. Los ámbitos de acción más necesarios se enmarcan en el 'blockchain', la informática de alto rendimiento, informática cuántica, algoritmos y herramientas para el intercambio y la utilización de datos.

El tercer reto es el de la inteligencia artificial porque marcará la agenda de las actuaciones tecnológicas en los próximos años. La nueva presidenta ha afirmado que durante sus primeros 100 días en el cargo quiere presentar propuestas de legislación para un enfoque europeo coordinado sobre sus implicaciones éticas y humanas. Se trata de un tema fundamental para el bienestar digital de la ciudadanía europea.

La cuarta de las prioridades se centra en la educación digital. Esto es, conseguir la capacitación en las competencias digitales tanto para los jóvenes como para los adultos. Von der Leyen quiere actualizar el Plan de Acción de Educación digital. El objetivo es que la alfabetización digital se convierta en una competencia básica para cualquier europeo.

A nivel interno, la Comisión se compromete a impulsar su plena digitalización poniendo en marcha nuevos métodos digitales y herramientas de diplomacia digital. El objetivo es favorecer la transparencia y la flexibilidad de los procesos.

Los retos digitales son importantes y variados y parecen estar situados en zona prioritaria para la nueva presidenta, pero no son los únicos a los que se enfrenta la nueva Comisión Europea. Veremos cómo pueden competir con otros de gran alcance como el cambio climático, la ralentización de la economía, la protección del estilo de vida europeo o el liderazgo europeo en el mundo. Tiempo al tiempo. 

*Profesora de la Universitat Autònoma de Barcelona.