07 abr 2020

Ir a contenido

LA CLAVE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

EFE / DAVID FERNÁNDEZ

Y Rivera cayó del caballo

Luis Mauri

¿La autoenmienda del líder de Cs llega a tiempo para salvar los muebles? ¿Los erráticos molinetes de Rivera han arruinado su credibilidad o aún conserva una porción suficiente para intentar reflotar la nave naranja?

Un resplandor celestial derribó a Pablo de su montura y luego nada fue ya igual que antes. Rivera también ha caído del caballo. Para ser precisos, no ha caído todavía por completo: está cayendo. Va cayendo por episodios (el primero, el 16 de septiembre; el segundo, este mismo sábado: habrá más), y no cegado por un relámpago místico, sino fulminado por el rayo sin alma de la demoscopia.

La obstinación de Rivera en vetar cualquier alianza con la socialdemocracia mientras comulga aquí y allá con la ultraderecha, su impasibilidad ante los ruegos (y los reproches y los castigos) de sus valedores y patrocinadores para que depusiera el veto a Sánchez y desbloqueara el gobierno, han acabado por desfondar a Ciudadanos. Y a él mismo, claro. Él, que hace solo 18 meses era el Elegido. Los hados de las encuestas lo mimaban. El dinero, es decir, el poder auténtico, lo agasajaba, lo había ungido ya. ¿Qué podía salirle mal? Todo.

Rivera equivocó sus decisiones estratégicas. No solo fracasó en el intento de sorpasso al PP, sino que su empecinamiento le ha regalado a Casado una recuperación inopinadamente cómoda y rápida a costa del granero naranja. ¿Qué ha hecho Casado? Nada extraordinario: relajarse y acentuar por pasiva la desnortada radicalidad del líder de Cs. Hay en España al menos dos fuerzas antagónicas que marchan sin brújula, únicamente capaces de extraer energía de la colisión: Ciudadanos y el independentismo catalán. Un festival ultranacionalista.

Incógnitas

¿La caída del caballo del líder de Cs llega a tiempo para salvar los muebles? ¿Los erráticos molinetes de Rivera han arruinado su credibilidad o aún conserva una porción suficiente para intentar reflotar la nave naranja?

La encuesta del Gesop para EL PERIÓDICO le pronostica un trompazo descomunal en beneficio casi simétrico del PP. A falta de las sentencias del 'procés' y los ERE de Andalucía, del desenlace del brexit y del agravamiento de las toses de la economía, hay que leer las encuestas electorales con cautela. Este pronóstico daría alas a Casado para rubricar su escalada con una abstención que permitiera la investidura de Sánchez. Y el consiguiente martirio del presidente socialista si no contara con un respaldo sólido a su izquierda.