Ir a contenido

IDEAS

Fronteras mentales

Fronteras mentales

Albert Espinosa

Artículo 660. Mi vecino de 92 años, que hacía tiempo que no me tropezaba en el ascensor, apareció nuevamente este jueves. Como siempre iba feliz y me presentó a su tercera pierna, un bastón de madera tan elegante como él y que me dijo que tras dos caídas fortuitas se ha convertido en su mejor aliado.

Esta vez aprovechó el trayecto y me habló de la juventud. Él siempre ha estado muy en contra de esa famosa cita de George Bernard Shaw: "La juventud es una enfermedad que se cura con el tiempo", porque considera que los jóvenes son el motor de cada sociedad, y si lo deseas, puedes ser joven siempre. Por eso cree más en la cita de Kafka: "La juventud es feliz porque tiene la capacidad de ver la belleza. Cualquiera que tenga la capacidad de ver la belleza nunca envejece".

Mi vecino opina que el gran mérito de la juventud actual es que "no tiene fronteras mentales"

Él cree que sobre todo esta juventud actual tiene un gran mérito que es… Casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana.

Tercer puesto. 'A dos metros de ti', la película escrita por Mikki Daughtry y Tobias Iaconis. Los dos protagonistas, tanto Haley Lu Richardson como Cole Sprouse logran comprender y elevar a sus dos apesadumbrados personajes.

Segundo lugar. 'Eugenio', dirigido por Xavier Baig y Jordi Rovira (La 2). La figura de Eugenio me despierta una gran felicidad, sin duda creó un estilo propio y logró conectar con toda una generación. Este interesante documental te devuelve su esplendor y su dolor.

Primera posición. 'Bill Gates, bajo la lupa', creada por Davis Guggenheim (Netflix). Muy potente serie documental que te adentra en la mente de Bill Gates y en sus sueños y deseos, donde encuentra las soluciones a los problemas que le angustian.

Y el gran mérito que mi vecino opina que tiene la juventud actual es que "no tiene fronteras mentales". Me contó que es algo que admira y que hace que confíe mucho en lo que ocurrirá cuando esta generación crezca.

El ascensor se cerró, su bastón me despidió con un leve gesto y pensé que él jamás ha tenido fronteras y por eso conecta tanto con su juventud. ¡Feliz domingo!