28 feb 2020

Ir a contenido
Un invidente y su perro lazarillo. 

Guiar a los que ven

Albert Espinosa

Artículo 657. Tengo un amigo que siempre ha querido tener un perro o que el perro tenga un humano como él siempre dice.  Pero nunca se había producido ese encuentro porque nunca había tenido la casa adecuada o no había encontrado la sinergia perfecta con su compañero canino. Aunque yo siempre he deseado que lo encontrase porque cuando se topa con un perro por la calle se produce algo muy mágico.

A mi siempre me han entusiasmado las amistades entre animales y humanos. Cuando conozco a un perro interesante o a un humano complicado siempre deseo ver cual es su  pareja porque acabas comprendiendo muchas cosas.

Pero volviendo a mi amigo el otro día encontró a su 'partner' canino. Resulta que…  Bueno, casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana.

Terecer  puesto. 'Quan s’apaguenles llums' (TV-3). Sigue siendo uno de esos programas televisivos que rezuma un olor propio. El capítulo dedicado a Arantxa Sánchez Vicario te descubre el dolor que hay tras esos focos y la felicidad que produce recordarlo.
Segundo lugar. 'Franco Zeffirelli. Complete Works'  de Caterina Napoleone. (Editorial Thames and Hudson) Un magnífico libro donde descubres todo el mundo del maestro y comprendes su inteligencia a muchos niveles y en campos muy diferentes.
Primera  posición. 'Te echo de menos' de Beret.Uno de esos temas que cuando lo oyes ya no puedes dejar de parar de escucharlo. Posee un bello estribillo que te sacude y te saca una sonrisa.

Y volviendo a mi amigo, el otro día conoció el mundo de los perros guía de los ciegos. La ONCE  te permite adoptar un perro lazarillo durante su primer año de vida. Mientras es un cachorro tú lo cuidas y luego al año lo entregas para que se convierta en el compañero inseparable de alguien que lo necesita más.

Mi amigo está feliz. Conociéndole, resume bien su filosofía de vida. Él  es igual, un guía para todos los que lo conocemos y nos ayuda a verlo todo claro cuando los problemas arrecian. No hay duda que congeniarán. ¡Feliz domingo!