Ir a contenido

Dos miradas

Manifestación en la plaça de la Vila de Gràcia, contra la violación.

ÁLVARO MONGE

Machismo futuro

Emma Riverola

Asusta pensar en un futuro en que la violencia sea asumida como un modo de relacionarse, con un desprecio absoluto a los cuerpos ajenos, a la vida

Son menores. Son el futuro. Y son machistas. Tremenda, cruel y violentamente machistas. El informe de la Fiscalía presentado el lunes dibuja un escenario inquietante. Las causas por violación cometidas por menores han aumentado más de un 40%, las agresiones en grupo se han convertido en un fenómeno cada vez más alarmante y, quizá lo peor, disminuye la resistencia entre las chicas menores. Ellas restan importancia a los hechos, incluso disculpan al agresor, y es su entorno el que interpone la denuncia. Tampoco ellos parecen conscientes de las consecuencias de sus actos. “Existe una inequívoca tendencia al incremento de la violencia entre menores, adolescentes y jóvenes”, indica el informe.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Se apunta a la pornografía como detonante, pero el problema es la ausencia de referentes que ayuden a filtrar la (des)información que reciben. Ni la familia, ni el profesorado ni los medios de comunicación parecen ser una voz autorizada para ellos. Asusta pensar en un futuro en que la violencia sea asumida como un modo de relacionarse, con un desprecio absoluto a los cuerpos ajenos, a la vida. Una auténtica bomba de relojería social.