Ir a contenido

Editorial

El acierto de Madrid Central

Un informe medioambiental demuestra la eficacia de la zona de bajas emisiones impulsada por Carmena

firma editorial cast

El Periódico

El límite de Madrid Central en Cibeles.

El límite de Madrid Central en Cibeles. / DAVID CASTRO

Un informe de la organización ecologista europea Transport & Environment ha llegado a la conclusión de que Madrid Central es, de 250 experiencias analizadas, la zona de bajas emisiones europea con mayor reducción de la presencia de dióxido de nitrógeno (NO2) en el aire. A pesar de que, sin necesidades de esperar a estos análisis, la pacificación del centro de la ciudad fue evidente en cuanto la iniciativa de la alcaldesa Manuela Carmena se puso en marcha, la derecha madrileña hizo de las críticas y reticencias más irracionales y primarias uno de sus argumentos de campaña en las últimas elecciones municipales. Y una de las primeras medidas de José Luis Martínez-Almeida fue una moratoria de sanciones que duró solo una semana al ser suspendida en los tribunales.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Este revés judicial, y el informe que desmiente de nuevo los datos falsos sobre un inexistente aumento de emisiones que esgrimió el nuevo alcalde, no son los únicos contratiempos para los propósitos iniciales del gobierno municipal. La amenaza de sanciones de la UE, el descrédito internacional y las reticencias de Ciudadanos a secundar el negacionismo ambiental de sus socios de Vox complican la intención de desmontar Madrid Central. Un alcalde que se fotografió complacido mientras una grúa retiraba jardineras para que pudiesen aparcar coches en su lugar está obligado ahora, aunque sea maquillándolo de reformulación, a mantener una medida necesaria y que más ciudades, adaptándola a cada contexto local, deberán adoptar.