Ir a contenido
Elogio del hartazgo

RICARDO RUBIO / EUROPA PRESS

Elogio del hartazgo

Carles Francino

Dan ganas de apearse de todo. Y como haya elecciones en noviembre, va a ir a votar su puñetera madre

Igual es por las novelas de Zane Grey y Emilio Salgari que le sisaba a mi padre, por la colección de Astérix que devoré de adolescente y aún reviso de vez en cuando, o quizás por películas como 'La profecía' que me tuvieron acojonado durante largo tiempo. Pero siempre me ha fascinado todo lo relacionado con brujos y hechiceros; da igual que sean indios del Oeste, galos irreductibles o curas que persiguen demonios, que te lo cuenten en serio o en broma. Pero utilizar las vísceras de un animal, la alineación de los astros o un crucifijo para entender la vida -o simularlo- me parece de matrícula de honor.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Hoy disponemos de otros instrumentos para retratar el mundo: las noticias y sus simulacros que circulan a velocidad de vértigo. Por ejemplo, el otro día me enteré de que en Estados Unidos hay gente que dispara contra los huracanes y que las autoridades tienen que lanzar avisos para intentar disuadirles porque la fuerza del viento desvía las balas y puede morir alguien. Este año, con el devastador Dorian, no ha sido una excepción; eso sí, de los centenares de víctimas por tiroteos los anuncios no dicen nada; y es más, la Asociación Nacional del Rifle ha arremetido contra el gigante Wallmart porque ha decidido no vender más rifles automáticos en sus supermercados. Nenazas...

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lleva días desgañitándose porque algunos líderes extranjeros pretenden enseñarle cómo debe comportarse con 'su' Amazonia, que como todo el mundo sabe es un bien privado y no un pulmón del planeta. Si Chico Mendes levantara la cabeza...

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha tenido los redaños de decir en el Parlamento que prefiere “caer muerto en una zanja” antes que posponer el 'brexit'; debe ser por eso que su hermano Jo ha puesto pies en polvorosa. No me extraña...

En Santander un hombre le llama hijoputa a Pedro Sánchez y cuando Revilla -con un par- se acerca para abroncarle, va y responde que lo hizo porque hay que querer a España”. El 'patriotómetro' otra vez en marcha...

La Junta de Andalucía, con consejeros de PP y Ciudadanos y el permanente aliento de Vox en el cogote, anuncia un programa de ayudas para proteger “el acervo cultural andaluz afectado por procesos de inmersión lingüística”. ¡Qué arte! Y en Donosti una de las tres esculturas que Chillida bautizó como Peine del Viento apareció decorada con lazos amarillos. Lástima de tsunami -democrático- que no les pillara en plena faena…

En fin, no sé qué opinarían de semejante paisaje los hechiceros indios, los druidas galos o los exorcistas profesionales, pero yo estoy a punto de apearme de todo. ¡Ah, y como haya elecciones en noviembre, va a ir a votar su puñetera madre!