23 feb 2020

Ir a contenido

Libertad de expresión

Rosalía, en una actuación en Madrid, el pasado julio.

EFE / KIKO HUESCA

De Rosalía al 'procés'

Sílvia Cóppulo

¿Tenemos derecho los periodistas a acribillar de preguntas sobre el 'procés' a los artistas catalanes? Deberíamos poder hablar de todo con naturalidad y conocer la opinión de aquéllos que son referentes en cualquier ámbito, tanto si es artístico como científico. Del panadero al cantante, al médico o a la lingüista, todos tenemos nuestras ideas políticas. Pero con sinceridad confieso que he ido cambiando de posición. ¿Por qué? Me doy cuenta de que algunos aprovechan la respuesta política para desprestigiar al artista que la da. Y no me refiero únicamente a los voceros o superventilados que andan por twitter; también en medios de comunicación supuestamente profesionales y democráticos encontramos juicios de valor y desconsideraciones a la totalidad vergonzosas. Humildemente, deberíamos ser capaces de no atravesar ciertas líneas rojas a quien tiene la generosidad de pronunciarse siendo fiel a sí mismo y modulando la voz con respeto. Eso no es ser un traidor. Por encima de todo, libertad de expresión

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Cierto es, por otra parte, que, continuamos viviendo en un espacio de represión en medio de una confrontación política, con los líderes independentistas en la cárcel o en el exilio desde hace casi dos años, y sin que a nadie de los que mandaron agredir a los votantes del 1-O se les haya amenazado con tocarles una pestaña. Ese dato no es menor.  Son los poderes del Estado y los políticos los que lo deben resolver. Les votamos para ello. Y no los artistas, a quienes muchos se les echan encima cuando se atreven a responder sobre su posición política con evidente incomodidad. No debería ser relevante, por otra parte.

En estos días de canícula, la confrontación ocupa un tiempo muerto. Pero llegará la Diada y la sentencia del juicio al 'procés', pendientes de si Pedro Sánchez será capaz de formar Gobierno o volvemos a elecciones generales, preludio o no de las catalanas. Mientras tanto, que Rosalía diga lo que quiera, que la siga aplaudiendo todo el mundo y que la valoremos por su arte. Se trata de eso.

Temas Rosalía