Ir a contenido

IDEAS

Irene Solà, en la librería Laie de Barcelona. 

ASLI YARIMOGLU

Cuando los árboles hablan

Jordi Puntí

¿Cómo podemos luchar contra la emergencia climática? De entrada, es difícil conciliar la acción individual, tan necesaria, con la escala global: ¿qué sentido tiene que eliminemos los plásticos, o que comamos menos carne roja para reducir las emisiones de gas metano -tal como pide Naciones Unidas-, si luego los cientos de cruceros que llegan a Barcelona lo convierten en el puerto más contaminado de Europa? A estas alturas quien más quien menos está sensibilizado ante la evidencia ecológica y social, pero otro asunto es que cada uno la afronte activamente.

La conciencia sobre el medio ambiente se plasma también en la literatura actual

Entre la frustración y la esperanza, lo cierto es que la conciencia sobre el medio ambiente ha traído un retorno a las ideas de la ecología que fructificaron en los años 60 -época también de extremismos políticos-, y este cambio se puede ver igualmente en la literatura actual. Ahí está el éxito de 'Yo canto y la montaña baila', de Irene Solà (Anagrama), donde la naturaleza toma la palabra y se expresa por mostrarnos la pequeñez de los hombres. O algunas páginas preciosas de 'Sis nits d’agost' (Edicions de 1984), de un virtuosismo narrativo, en las que Jordi Lara reconstruye la última noche de Lluís M. Xirinacs, en la montaña, a la intemperie, a la hora de morir y, digamos, fusionarse con la naturaleza.

Ambos libros son parientes de este monumento que es 'El clamor de los bosques' de Richard Powers (Alianza), ganador del último Pulitzer de narrativa. Powers es un autor no siempre fácil, de historias arrolladoras, pero en este caso ha hecho crecer una serie de relatos donde los árboles -quietos, silenciosos, eternos- ven pasar el tiempo ya la vez inciden en la vida de los protagonistas, les cambian el destino, los seducen. Powers nos ayuda a entender que los árboles hablan, que están conectados, que viven y se ayudan desde las raíces. En su texto hay una espiritualidad cercana al ensayo 'La vida secreta de los árboles', de Peter Wohlleben (Obelisco), pero Powers además hace literatura y, al final, entendemos que estamos ante un bosque de bosques, de una belleza que nos sobrecoge.

Temas: Libros