Ir a contenido

Editorial

Exigencia de responsabilidad

Ni el país puede seguir en una situación de perpetua inestabilidad, ni unos nuevos comicios son garantía de nada

firma editorial cast

El Periódico

Combo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante el debate de investidura que se saldó con la segunda votación fallida para el socialista.

Combo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante el debate de investidura que se saldó con la segunda votación fallida para el socialista. / EFE

Nueva propuesta de Unidas Podemos a Pedro Sánchez. Después de la frustrada investidura, Pablo Iglesias ha movido ficha presentando por sorpresa un documento de más de cien páginas en el que propugna un Gobierno de coalición con una vicepresidencia y tres ministerios para los morados. Una oferta con cuatro opciones –diferente baile de ministerios– que ya ha sido rechazada por el PSOE. El motivo principal de discordia es la titularidad de algunos ministerios que los socialistas han reiterado que no están dispuestos a ceder.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Detrás de la propuesta de Iglesias puede haber una sincera voluntad de negociación o un simple movimiento cara a una posible nueva contienda electoral. Pero la necesidad de superar la actual parálisis política y los retos de un otoño complicado invitan a explorar todas las vías posibles de acuerdo, ya sea en forma de coalición gubernamental o de pacto de apoyo parlamentario. Son muchos los próximos desafíos, desde la sentencia del 1-O a las nubes de recesión que parecen acechar a Europa o la amenaza de un brexit salvaje. España necesita un Gobierno sólido, estable, preparado para afrontar los desafíos. Resulta obligado apelar a la responsabilidad, la generosidad, la altura de miras y el sentido de Estado para evitar una nueva convocatoria de elecciones. Ni el país puede seguir en una situación de perpetua inestabilidad, ni unos nuevos comicios son garantía de nada, ni los electores que expresaron su voluntad en abril merecen tanta impericia.