Ir a contenido

Editorial

La lucha contra el delito ambiental

Las condenas por maltrato a los animales, caza y pesca ilegal y tráfico ilícito han aumentado gracias a la mayor concienciación

El Periódico

Un guardia civil inspecciona los restos de un animal al que un delincuente había atado a las vías de un tren, en Olivares (Sevilla), el año pasado.

Un guardia civil inspecciona los restos de un animal al que un delincuente había atado a las vías de un tren, en Olivares (Sevilla), el año pasado. / EFE

La lucha contra los delitos contra la naturaleza ha ido experimentando, en España, un progreso continuado que empieza con la introducción de la protección ambiental en 1983 y que se consolida con el endurecimiento de las penas en la reforma del Código Penal del 2015. Con el impulso de la Fiscalía Coordinadora de Medio Ambiente y Urbanismo, han ido aumentando progresivamente las sentencias condenatorias en todos aquellos ámbitos que se refieren a la flora y fauna del país.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

España, en este campo, y aun a pesar de los déficits estructurales y de los medios dedicados a la investigación, se ha convertido en uno de los países europeos con más éxito en la persecución de estos delitos. De aquí se infieren las buenas noticias que proporciona el informe de la organización SEO/BirdLife, en el marco del proyecto LIFE Guardianes de la Naturaleza, financiado por la UE. En la última década, tres veces más sentencias por las acciones contra el medio ambiente (desde el urbanismo a la actividad industrial o la gestión de residuos) y, de manera, especial, un aumento de las condenas por maltrato a los animales, caza y pesca ilegal y tráfico ilícito, que se cifra en un estratosférico porcentaje del 1.400%. Como advierten los expertos, no es que haya más delitos sino que ha crecido la conciencia ciudadana y, con ella, las denuncias y la persecución de los mismos. Las conclusiones del estudio son positivas pero recomiendan una mejora de la eficacia en una lucha que debe ser constante y sin tregua.