Ir a contenido

ESTO EMPIEZA MUY MAL

El Barça volvió a llevarse las manos a la cabeza en San Mamés.

REUTERS / VINCENT WEST

Os han pintado la cara, sí

Emilio Pérez de Rozas

¿Y el Real Madrid, qué, campeón de Europa, no? Decía aquel pastorcillo de las montañas…La cosa ha empezado, más o menos, como el chiste del anuncio. El fútbol, desde luego, no tiene sentido alguno y cada día nos ofrece no diez, ni cien, ni mil, millones de ejemplos para que sepamos que, efectivamente, es el deporte más atractivo, el único que engancha por su incertidumbre y dudas, pues es el único en que un personaje como Adrián San Miguel pasa de entrenar en un campo de tierra de la Cuarta División andaluza, a ganar la Supercopa de Europa con el Liverpool, a que lo lesione un ‘hooligan’ en la celebración y a meterse (o casi) un gol, él mismo, en el partido de la Premier de ayer ante el Southampton. Todo eso es días, ni siquiera en semanas.

O lo que vivimos en Balaídos. Muy fuerte, la verdad, pues, después de una temporada de risa, de broma, después de meses de que todos, todos, estaban vendidos desde Bale hasta Isco, pasando por Marcelo, Modric y KroosZidane los saca a todos y ganan con una mano y con uno menos (y si Hazard). En serio, suena a chiste, a risa, a broma, a cachondeo ¿a qué sí? Y ahí seguirán. Ya no venden a nadie, ni fichan a nadie. Y esos mismos serán capaces, ya verán, de meterle cinco al Liverpool del chulesco Klopp (y graciosísimo y buenísimo entrenador alemán) o cuatro al flamante Manchester City de Pep Guardiola.

Esto lo arregla 'Ney', ya

Y nosotros, aquí, en Barcelona, esperando a Neymar Júnior. Ya he leído. “Bartomeu toma las riendas de la negociación”. Es decir, que lo de San Mamés lo arregla ‘Barto’. O ‘Ney’. Y eso sí me parece lamentable. No porque vaya a ocurrir, sino porque alguien piense que eso puede ocurrir. Solo diré una cosa. O varias más, perdón. Por ejemplo, estoy harto (y no hablo de Roma o Liverpool, aunque podría ¿verdad?), pero estoy muy cansadito, de oírle, sino es a Piqué a Busquets, que son dos capitanes valientes, decir eso de “…este resultado nos irá bien para el futuro…o si no estás bien, te pintan la cara”. Pues, vale, ricachones, que no os la pinten con tanta facilidad, chatos, que estáis más que avisados.

Claro que en ese vestuario se debe hablar de todo menos de fútbol. Me imagino. Han hecho una pretemporada en la que ha priorizado (por los millones que ganan los muchachos) la economía sobre la preparación física. Siete jugadores no saben si continuarán y/o pueden entrar en la ‘operación Neymar’: Semedo, UmtitiRakitic, Rafinha, CoutinhoVidal y Dembélé. Griezmann, la estrella recién llegada, se pregunta para que lo han fichado si Leo Messi quiere a Suárez…y a Neymar.

Y, encima, se lesionan

Repito, no nos podemos pasar el día contentando a estos chicos, que, nada más regresar de Ibiza, se lesionan. E, insisto, lo de ‘Ney’ es una indignidad. Imagínense en una empresa que un trabajador se va sin avisar. Además, demanda a la compañía. ¡Y, ahora, van y lo vuelven a fichar porque, de lo contrario, te amenaza con se va al rival. Triste. Denigrante. Que los que están se pongan las pilas, se lo tomen más en serio que el año pasado y saquen esto adelante.

Temas: Gerard Piqué