Ir a contenido

Editorial

Empieza el fútbol

Con el mercado de fichajes en plena ebullición, los clubs viven el inicio de Liga con sensación de indefinición

El Periódico

Luis Suárez se lesionó durante el primer tiempo en San Mamés. 

Luis Suárez se lesionó durante el primer tiempo en San Mamés.  / MIGUEL TOÑA

Empieza la Liga con un claro favorito, aun a pesar de un primer tropiezo, insólito en las últimas 11 ediciones, desde que el Barça de Pep Guardiola, el equipo que había de acabar ganando un triplete histórico, perdiera en Numancia en la primera jornada del 2008. De las últimas 15 Ligas, el Barça ha ganado 10, y este es un dato muy a tener en cuenta para calibrar su potencial en las competiciones de largo aliento, y más si se tienen en cuenta fichajes de proyección y de envergadura, como los de De Jong y Griezmann, en un proyecto que aspira a superar los fantasmas recientes de la Champions, en Roma y Liverpool. Pendientes aún del 'culebrón Neymar', con un 'mercato' en plena ebullición que no se cerrará hasta haberse disputado tres jornadas, los clubs viven este inicio de la Liga con una sensación de indefinición, dispuestos a apretar las clavijas de los fichajes en función de las primeras prestaciones en el terreno de juego. Aun así, se vislumbra, como siempre, un duelo a tres entre Barça, Madrid y Atlético, beneficiados por la desproporción de los derechos televisivos que marca una brecha insondable entre los grandes y el resto de los equipos. Un ejemplo de mayor equidad se da en el fútbol británico, que en los últimos 10 años ha aumentado en un 150% el volumen del negocio televisivo, con un reparto más equitativo y con una gran presencia en el mercado. Para exponer solo un caso, únicamente el Barça y el Madrid ingresan más que el colista de la Premier, que está a la altura de lo que percibe el Atlético.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Telefónica sigue siendo la operadora privilegiada de los derechos televisivos de la LFP, aunque esta temporada, gracias a la adquisición de los mismos por Orange y Mediaset (a través del canal Mitele Plus, por internet) la oferta se diversifica. Una de las incertidumbres del curso se centrará en comprobar cómo van a poder recuperar una inversión de 1.300 millones de euros, con una política de precios muy distinta a la que ha permitido al fútbol británico liderar el contexto europeo.

En otro orden de cosas, la nueva temporada llega también con nuevas reglas deportivas y con la eterna polémica entre Federación y LFP, esta vez por los horarios y los días de partido, aún pendientes de los juzgados. Y con el auge del fútbol femenino y la irrupción y el empoderamiento de la mujer en un terreno de alta responsabilidad como es el arbitraje. Empieza el fútbol. Como dijo Valdano, «es lo más importante entre las cosas menos importantes».